Mundo

Un informe predice un colapso de la industria de la carne bovina en Estados Unidos

El informe de RethinkX sostiene que para 2030 el número de vacas en los Estados Unidos habrá disminuido en un 50% y que la industria ganadera estará casi en bancarrota

Foto Leonardo Maine – Archivo El Pais

Un grupo de expertos cree que la industria de la carne bovina de Estados Unidos y la de otras especies de ganado colapsarán para 2030 debido a la falta de demanda, pero el economista de ganado de NDSU, Tim Petry, dijo que algunas partes del informe del grupo de expertos son incorrectas. El informe de RethinkX sostiene que para 2030 el número de vacas en los Estados Unidos habrá disminuido en un 50% y que la industria ganadera estará casi en bancarrota, según publicó el portal Eurocarne.

El análisis cuestionado fue elaborado por un grupo que se describe a sí mismo como un “grupo de expertos independiente que analiza y pronostica la velocidad y escala de la disrupción impulsada por la tecnología y sus implicaciones en la sociedad”.

Algunos expertos inciden en que se trata de un informe escrito por trabajadores de de Silicon Valley en el mundo de la alta tecnología que solo quieren llamar la atención y atraer a inversionistas multimillonarios para que inviertan en sus empresas. Insisten, además, en que el informe no tiene en cuenta el camino hacia la sostenibilildad que ha emprendido el sector ni el hecho de que, aunque es cierto que la pandemia ha afectado a los mercados de ganado, los productos cárnicos convencionales siguen siendo populares.

El informe predice que el consumo de carne producida convencionalmente y otros productos derivados de animales se desplomará debido a la creciente competencia de la “fermentación de precisión”, un proceso que permite la programación de microorganismos para producir casi cualquier molécula orgánica compleja.

Debido a la fermentación de precisión, sigue el informe, para el 2030 “los productos alimenticios modernos costarán menos de la mitad de  lo que cuesta producir alimentos de origen animal”. Para 2035, “la demanda estadounidense de carne de vacuno y productos lácteos se reducirá en casi un 90%, dejando solo las granjas locales especializadas en funcionamiento. Los valores de las tierras agrícolas industriales colapsarán entre un 40% y un 80%”, según el informe del grupo de expertos.