Lechería

Tambos de Fucrea logran un mejor resultado anual

El precio de los insumos creció 11% y se registró leve suba de las rentas.

 

Los productores lecheros que integran Fucrea tuvieron un ejercicio económico 2017/18 con un ingreso de capital de US$ 263 por hectárea, sin considerar el arrendamiento, frente a los US$ 237 por hectárea que habían alcanzado en el ejercicio anterior.

Los datos surgen del análisis de 83 establecimientos que son netamente lecheros que integran Fucrea. Son productores con mayor inversión tecnológica y están acostumbrados a trabajar en grupo.

Mario Fossatti, coordinador de Fucrea en el rubro lechería, dijo analizando por estrato de productores que en el cuartil inferior de los productores, los de menor ingreso de capital, tuvieron una entrada de US$ 18 por hectárea mientras que los del cuartil superior alcanzaron los US$ 532 por hectárea.

En el caso de los primeros, con una renta de US$ 56 por hectárea, el ingreso neto fue negativo en US$ 38 por hectárea, mientras que los del cuartil superior que tuvieron una renta promedio de US$ 113 por hectárea, contaron con un ingreso neto de US$ 402 por hectárea. En promedio, el ingreso neto fue de US$ 169 con una renta de US$ 93 por hectárea.

En el ejercicio analizado, el precio de la leche fue US$ 0,328 por litro, mientras que el año precedente se pagaba US$ 0,317 por litro. El costo por litro de leche producido -sin renta- llegó a US$ 0,283 por litro frente a US$ 0,257 por litro.
Si se considera la renta de la tierra, el costo por litro pasó de US$ 0,287 a US$ 0,304 por litro, según destacó Fosatti.

El margen por litro también disminuyó, porque incluyendo renta pasó de US$ 0,027 a US$ 0,024 y sin renta también cayó de US$ 0,056 a US$ 0,044.

Insumos. Los insumos tuvieron un aumento de 11% en el ejercicio citado, pasando de US$ 223 a US$ 232 por hectárea en el ejercicio 2017/18.

A su vez, el promedio del costo de la renta llegó a US$ 183 frente a los US$ 171 del ejercicio anterior.
Si bien Fossatti sostuvo que el costo de arrendamiento no tuvo un incremento significativo con respecto al ejercicio anterior, pero se lleva el 40% del ingreso de capital.

Dentro de los insumos se destacó el incremento de los costos asociados a la alimentación del ganado, debido fundamentalmente a la seca, así como también debido al aumento de los costos de pasturas y cultivos. También se incrementó el costo de la mano de obra. Para Fossatti el resultado del Producto Bruto fue bueno para los tambos del movimiento CREA.

Es el segundo año consecutivo que este indicador tiene mejoras.

La productividad también aumentó y pasó de 5.380 litros por hectárea, por más que fue un año climáticamente menos favorable que el anterior.

“Además de la mayor inversión en alimentación del ganado, el incremento de los precios permitió mejorar la producción, pasando de 5.000 a 5.300 litros por hectárea”, destacó Fossatti al analizar los números de los tambos CREA.

Finalmente, el coordinador del sector lechero de Fucrea, recordó que el control del gasto es fundamental para lograr buenos resultados a cualquier nivel de productividad. Explicó que los resultados más bajos estuvieron asociados a productividades más bajas con costos promedio o por encima del promedio. En la otra vereda, los mejores resultados se asocian a productividades altas y costos promedio o incluso algo superiores al promedio.

El problema es que el litro de leche hoy se paga por debajo de US$ 0,30.

Rurales EL PAIS