Lechería

Conaprole definió cómo distribuye dinero cobrado

Son 7.632.871 euros que pagó Venezuela por deuda láctea.

Camiones de Conaprole en la planta. Foto: archivo El País.

La Cooperativa Nacional de Productores de Leche (Conaprole) definió cómo repartirá entre sus tamberos el dinero que depositó la Corporación Venezolana de Comercio en el banco Bandes a fines de diciembre del año pasado, con el objetivo de saldar parte de la deuda de US$ 39 millones que mantiene con la cooperativa. Esos embarques que aún están pendientes de cobro, se hicieron en el marco del negocio entre el gobierno de Tabaré Vázquez y su par Nicolás Maduro, que implicaba el pago de la deuda de petróleo con alimentos.

Días atrás, el gobierno uruguayo informó a las gremiales de tamberos que Venezuela depositó 7.632.871 euros a cuenta de la deuda que mantiene con la cooperativa por sus embarques de leche en polvo, monto que representa alrededor del 22% de lo adeudado.

Según la información publicada en redes sociales y confirmada por Rurales El País, se distribuirán US$ 8.458.380 bajo cinco criterios: se pagará únicamente a los productores remitentes activos al 1º de enero 2019; El importe total se distribuirá en función de los kilos de sólidos remitidos con respaldo de capital lácteo entre el 1° de agosto 2017 y el 31 de julio de 2018; Sobre el monto calculado para cada productor se realizarán todos los descuentos correspondientes (IMEBA, INIA, fondo productividad, préstamo precio diferido, gremiales); Libre disponibilidad (productores con saldo deudor pueden volcar parte o la totalidad a bajar el saldo. El pago a los productores se realizará en dólares el 15 de enero 2019.

Desde las gremiales de productores lecheros se asegura que este dinero a repartir entre los remitentes significa un “buen avance” y se considera que llega en “un momento justo”, donde es muy “útil para el tambo”, porque “se está cobrando la leche de la primavera y da fuerzas para seguir peleando el resto”.

A su vez, en el norte del país, los tamberos nucleados en la Asociación de Productores de Leche de Paysandú, mantienen la expectativa de que se concrete un inversor que se quede con la empresa Pili.

Gerardo De Souza, presidente de la gremial, dijo que “hay interesados que siguen pidiendo información. Esperamos una señal más clara y que finalmente la inversión se concrete”.

Mientras tanto, los productores a través de PILI están remitiendo su producción a la planta de Cardona del grupo Láctalis. “La meta es mantener la cuenca activa y viva, pero si no aparece un inversor antes de fines de mes, creo que nos vamos a tener que ir definitivamente a otra industria”, sostuvo De Souza. “Por ahora se ha logrado mantener los tambos en producción, pero la situación de la lechería es compleja y si bien se vivió toda esa complejidad a lo largo de 2018, comenzó 2019 con el mismo panorama”, explicó el presidente de la Asociación Productores Lecheros de Paysandú.

A su vez, la Intendencia de Paysandú aporta $500.000 en especies a la gremial, que son distribuidos entre los productores socios y con eso se paga el combustible para abaratar el flete y así puedan seguir remitiendo sus producciones a Lactalis Cardona, explicó el gremialista sanducero.