Publicidad

Una vida al lado de la oveja

El Dr. Jaime Castells Montes recordó sus inicios en el rubro y dijo que el futuro está asegurado

Dr. Jaime Castells Montes.
Uno de los momentos más emotivos que tuvo la gira Corriedale fueron las palabras del Dr. Jaime Castells Montes al cierre de la parada en cabaña La Balada, de los Hnos. García Pintos Montes, sus primos. Justamente fue ahí, en la estancia San Salvador, en donde, dijo, mamó el gusto por la oveja.
Manuela García Pintos

"Saqué la cuenta rápido, los 80 años de la Corriedale son toda mi vida”, fueron las primeras palabras del Dr. Jaime Castells Montes al cierre de la parada de la gira Corriedale en cabaña La Balada, de los Hnos. García Pintos Montes, sus primos.

Y seguramente fue uno de los momentos más sentidos de la gira. Porque la oveja une a la familia.

“Empecé a tratar de recordar cosas de aquí, de la estancia que tuve la suerte de vivir desde muy joven. En San Salvador mamé el gusto por la oveja. Y fue lo más grande que viví en mi vida”, recordó.

Su vida, dijo, es una vida que ha corrido al lado de la oveja y empezó allí, en la tercera sección de Lavalleja.

“No me es nada fácil hacer un cierre, sino que pretendo hacer una apertura”, dijo. Y recordó que desde hace mucho tiempo comenzó a pensar con mucha fuerza en las nuevas generaciones, porque “la vida de los ovejeros es eso: las generaciones”.

“No generaciones pasadas inadvertidamente. Podemos ir a los bretes y revisar a las ovejas, las borregas, ver la encarneada de las corderas. Discutir muchas cosas. ¿Por qué? Porque pensamos mucho más para adelante, mucho más que 80 años. Es una fortaleza que no sé si la tiene todo el mundo, ojalá, pero seguro que la tiene el ovejero. El ovejero es una persona que piensa para adelante, que piensa en sus hijos, en sus nietos, en las generaciones que van pasando. En momentos de placer y de alegría; de tormenta y de disgustos. De contrariedades de las que se sale trabajando. Pensando que lo que yo hago no es porque a mí se me antoja, sino porque lo comparto con todos mis amigos, con los técnicos de los que me rodeo siempre pensando en cómo avanzar, de qué manera puedo cambiar para hacer de esto algo mejor. Eso lo aprendí acá hace muchos años y no lo olvidaré nunca más”, comentó Jaime Castells Montes.

Y agregó: “No solo eso, sino que pretendo que todos los que me conozcan sepan que la vida es eso: siempre estar pensando en cómo hacer las cosas para el otro que las va a disfrutar, las va a seguir y a levantar la posta para seguir construyendo de 80 años en 80 años”.

Finalmente, señaló que “lo grandioso” de estas giras o reuniones de gente es que, por encima de todo, “tenemos una amistad que es lo más grande que uno ha recibido”.

“En estas reuniones, en las exposiciones, tengo el recuerdo de los viejos corriedalistas, los que ya no están, pero que he sentido en los más profundo con el cariño que todos nos dimos. Lo digo de nuevo para que quede claro: nos dimos, no solo lo damos sino que lo recibimos. Le agradezco a la Sociedad de Corriedale por haberme obligado a decir estas cosas que las digo con el corazón porque las siento así”, concluyó.

Gira. Luego de dos años los criadores de Corriedale se volvieron a juntar. Y lo hicieron a lo grande en una gira que contó con cerca de 200 personas en cada establecimiento visitado. Y fueron seis en dos días. Fueron jornadas cargadas de emoción, reencuentro, y sí, cargadas de ovejas. Porque la oveja une, dicen, y en esta raza lo viene haciendo desde hace 80 años y todo indica que lo seguirá haciendo durante otros 80 más.

Es cierto que hay muchos productores con una, dos o hasta tres zafras de lana guardada en el galpón. Sin embargo, el ánimo sigue intacto. El entusiasmo se contagia y la apuesta se redobla. En Florida y Lavalleja se vieron muy buenos datos en la parte económica que respaldan a los animales, genética de primer nivel, altas tasas de prolificidad en majadas, corderas encarneradas, cruzamientos que son la “nueva normalidad” de los criadores de todo el país.

A propósito, Miguel Sanguinetti, presidente del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), compartió a El País su sorpresa al ver la cantidad de gente que se juntó en la gira Corriedale. Explicó que eso refleja el entusiasmo de los criadores, a pesar de que el buen ánimo “no condice con la realidad de la venta de la lana”.

“Hay muchos productores que tienen dos o tres zafras de lana en el galpón, pero no han decaído. Por el contrario: redoblan la apuesta. Hay mucho entusiasmo con la esperanza de que esto cambie”, dijo. Con el foco puesto en la producción de carne y de corderos, la raza sigue caminando y busca seguir mejorando.

“La raza sigue siendo muy importante para el país. Va a encontrar su camino. Pienso que el país va a quedar repartido entre el norte con lanas finas, el sur con lanas medias y otra parte con ovejas de carne”, señaló.

Finalmente, aseguró que Corriedale viene trabajando muy bien. “Está muy bien encaminada. Con todo el entusiasmo que uno ve el éxito de la raza está asegurado”, concluyó.

El instituto es una formidable herramienta de desarrollo que atiende a los jóvenes del medio rural y les enseña mucho más que un oficio...
Historias
Perdió 50 silo pack que cotizan hoy unos US$ 5000 y se le quemaron 15 hectáreas de alfalfa: plantar una cuesta unos US$ 15 mil
Historias
Hace casi 2 años que al joven floridense la vida le cambió, pero no deja de extrañar su vieja rutina
Historias
Es de Lascano y lo será toda su vida: Alejandro De Barbieri es un reconocido terapeuta que ha dejado su huella por todo el país
Historias
Valentina Birriel Fernández tiene 32 años, un escritorio rural, dos hijos y hace lo que más le gusta y mejor sabe: subir a un estrado y rematar
Historias
El azar estuvo de su lado, pero Fernando Bove Pérez también hizo lo suyo. Tanto que ganó un Morosoli a la producción agropecuaria
Historias
Valentina Barone es veterinaria de libre ejercicio que hace 15 días recibió la peor noticia, pero tiene una hinchada que la acompaña...
Historias
Walter Abella Palacio, mejor conocido como “Serrano” Abella, nació en Treinta y Tres hace 80 años, pero más de la mitad de su vida vivió en Melo. Es una estampa del periodismo agropecuario y escucharlo hablar es un deleite. Con una voz atrapante, tiene la capacidad de trasladar a las personas con sus cuentos. Padeció la miseria, en una infancia dura y marcada por la prematura muerte de su padre, pero sabe reconocer y rescatar los mejores recuerdos. Hay gente que tiene magia y a él no le falta
Historias
Santiago Gutiérrez Silva tiene 28 años, es ingeniero agrónomo y militante del Partido Nacional. Le apasionan varias cosas, entre ellas la lectura, el campo y su cuadro de fútbol, Nacional
Historias
Nadie puede decir que no están y menos que no se mueven: un grupo de 75 mujeres de Tacuarembó fue en balsa a Blanquillo, Durazno, a celebrarse... un par de días después se tomaron un tren para seguir festejando
Historias
Llegar a la universidad nunca estuvo en sus planes, pero dejar de intentarlo tampoco: la historia de Álvaro Rodríguez, de Grecco
Historias
El silencio quedó atrás y hoy hacen patria con su ejemplo, las mujeres rurales se reivindicaron y fueron celebradas este 15 de octubre
Historias

Publicidad

Publicidad