Publicidad

Vacunación contra la fiebre aftosa garantiza US$ 15 mil millones en la ganadería del Mercosur

Especialistas regionales avanzan en un cambio de paradigma para la equivalencia comercial de los estatus de las áreas libres de aftosa sin importar la vacunación. “La aftosa es una enfermedad política” y “en la vacunación descansa el futuro de la producción”, apuntaron.

TGF_0915.JPG

Asunción, Paraguay | La ganadería del Mercosur engloba 270 millones de bovinos, una faena anual de 60 millones de cabezas y una exportación de más de 4 millones de toneladas de carne vacuna, lo que representa el 36% del total vendido en el mundo, y emplea a 5,5 millones de personas.

Un brote regional de fiebre aftosa que implique el cierre total de los mercados podría significar pérdidas por más de 15 mil millones de dólares. Si cierran todos los destinos de exportación menos China, las pérdidas serían superiores a los 8 mil millones de dólares, y si solo hubiera un cierre del 35% de los compradores, las pérdidas alcanzarían los 5 mil millones de dólares.

Mantener la vacunación contra la fiebre aftosa y lograr un cambio de paradigma en los socios comerciales actuales y los potenciales en aceptar el estatus de área libre de aftosa con vacunación en equivalencia al de área libre de aftosa sin vacunación, fueron los puntos más resaltantes en el simposio sanitario que se desarrolló en la Expo Internacional de Mariano Roque Alonso 2022, que contó con disertaciones y demostraciones científicas de especialistas de Argentina, Uruguay y Paraguay.

“Las metodologías están internacionalmente reconocidas y validadas, y respaldan claramente las exigencias de un área libre de aftosa sin vacunación. Se considera libre y tenemos la tecnología para demostrar que son libres y desmitificar lo que se ha creído por más de dos décadas. Hoy no hay dudas que estas demostraciones deben ser consideradas por las regulaciones internacionales”, subrayó la Dra. Ingrid Berhmann, integrante del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) de Argentina.

TGF_0984.JPG

Berhmann remarcó que hay garantías suficientes, con respaldo científico y técnico, que se han analizado durante muchos años, para que las instituciones que rigen el comercio mundial, sus socios y los referentes globales puedan justificar un cambio de paradigma en la visión y el control de la fiebre aftosa.

Y agregó: “Está demostrado que la vacunación reduce la infección y la previene, lo que derriba el mito de los años 80 y 90 que los focos de aftosa se desprendían de la vacuna. Hoy, para la elaboración de la vacuna, se utilizan virus producidos en cultivos celulares con inactivantes completos, bajo condiciones estrictas de bioseguridad y con formulación oleosa, que deja atrás a las viejas vacunas acuosas y que no tenían inactivación completa”.

Eliminar la vacuna contra la fiebre aftosa para un cambio en el estatus sanitario, de libre de aftosa con vacunación a libre sin vacunación, es un tema que volvió a estar en la agenda pública y privada del Mercosur como consecuencia de la decisión de Brasil de ir transformando los estatus de los estados con el objetivo de agregar valor a la producción de carne porcina. Mientras tanto, desde el sector privado se trabaja en alcanzar la equivalencia de los estatus libres, sin importar la vacunación.

“Como productor sufro la aftosa en el bolsillo. Después de muchos años tengo el concepto que cuando se equivocan en la política siempre me toca pagar a mi. El político después se va, pero quienes se quedan con los problemas somos los productores”, aseguró el Ing. Dardo Chiesa, expresidente de las Confederaciones Rurales de Argentina (CRA).

Chiesa dijo que la experiencia de Brasil está demostrando que la vigilancia epidemiológica vale 3 veces más que la vacuna. “Cuál es la lógica de abandonar un sistema que da resultados y que ofrece más garantías en comparación a los países que no vacunan, y está demostrado científicamente”.

En relación a Brasil, el líder gremial aseguró que la posición de ellos “es perjudicial porque relaja el sistema”, dado que la desinformación hace que muchos productores piensen que estamos en el camino de dejar de vacunar y empiezan a trabajar de otra manera más distendida. “Queremos dar garantías sanitarias, porque en la vacunación descansa el destino de la producción”, resaltó.

Y subrayó: “La aftosa no es solo una enfermedad de las vacas, es una enfermedad social que afecta a las explotaciones. Decile a una persona que tiene 140 vacas que tienen que matar a sus animales. En Inglaterra hubo suicidios por esto”.

Además, afirmó que una mala decisión política podría destruir el mercado de la carne.

Por su parte, el Dr. Jorge Bonino Morlan, una importante figura en temas sanitarios de Uruguay y la región, dijo que más de ⅔ del mundo tiene área con aftosa o libre de aftosa con vacunación y es necesario instalar la propuesta de equivalencia para que desaparezca la circulación en el plantea, lo mismo que ha sucedido con la fiebre porcina.

Bonino confirmó que el mundo necesita proteínas y en el Mercosur están todas, y se debe defender la posición de que un área libre es libre, sin importar si vacuna o no. “El rifle sanitario mata a los animales enfermos y los que no están enfermos, y cuando vemos la verdadera hambre en el mundo, que no es la que conocemos, no podemos permitir estas cosas”, resaltó.

“Hay que cambiar el paradigma, ser libre de aftosa con o sin vacunación tiene el mismo valor sanitario. Es necesario eliminar esa percepción, que todavía existe, a nivel de la Organización Mundial de Sanidad Animal y la Organización Mundial de Comercio”, apuntó.

Consideró que países como Uruguay, sin dejar de vacunar, han logrado ingresar a mercados exigentes en sanidad. Por tanto, reafirmó: “La aftosa es una barrera política con incidencia en la economía, y no tanto una preocupación sanitaria”.

Y cerró: “Los países que vacunamos tenemos la seguridad que vamos a seguir manteniendo, como es el caso de Uruguay, los 130 mercados habilitados para la exportación de carne”.

Guillermo Crampet
Sobre un total de 224.290 ovejas, demostró Taller del INIA
Gonzalo Ducós, director de la consultora Agro Focus, sostuvo que los datos le sorprendieron “gratamente”, porque él era de los que decía que el stock iba a disminuir de forma más intensa
Hay cierta estabilidad en las existencias bovinas, que totalizaron 11.888.692 cabezas, frente a las 11.911.115 del ejercicio anterior
Financiaciones con más plazo y tasas preferenciales dentro de los beneficios establecidos
Faltarían sólo 20.000 terneros para llegar a la cifra de 3 millones
Los frigoríficos volvieron al mercado con una nueva referencia de valores que implica una desvalorización de hasta 20 centavos de dólar
En INIA Treinta y Tres y en cabaña “Las Morochas” de la familia Oribe
Renunció la representante de Campo Unido en el instituto
Incorporación formal de la perspectiva climática a la política ganadera de Uruguay contemplará adaptación, mitigación y sostenibilidad
Faena se vio distorsionada con dos días menos de actividad
Facundo Schauricht, Directivo de Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), dialogó con Valor Agregado de radio Carve
Está más concentrada en establecimientos del norte y este del país, según relevamiento del MGAP. No hay cepas invencibles en Uruguay

Publicidad

Publicidad