Ganadería

La multiplicación de la genética con la fertilización in vitro

Fertilización in vitro acelera el avance genético, generando un mejor resultado económico. Santiago Pereira Campomar, director de InVitro Uruguay considera a la técnica como “fundamental para el desarrollo productivo”.

 

 

Pablo D. Mestre

La transferencia de embriones, técnica de biotecnología reproductiva, tiene como finalidad el aumento de la producción y productividad a través del mejoramiento genético, reduciendo el intervalo generacional y aumentando la eficiencia reproductiva. “Esto permite una impresionante aceleración en el avance genético de los rodeos de nuestro país, con el consecuente retorno económico”, afirmó Santiago Pereira Campomar.

 

-¿Cómo es la aceptación de la técnica en Uruguay?
-La técnica creció con gran rapidez, no solamente por los resultados obtenidos sino porque permitió crecer más, mejor y en menor tiempo. Y en In Vitro Uruguay ya tenemos la experiencia de muchos embriones producidos.

-¿Qué es In Vitro Uruguay?
-Es una empresa líder en el mercado, dedicada a la producción de embriones In Vitro (FIV) en bovinos. Comenzamos la actividad en Uruguay en el 2012, formando un equipo de profesionales altamente capacitados y durante estos 8 años hemos producido más de 80.000 embriones (sexados y convencionales).

-¿De dónde proviene la idea?
-In Vitro Uruguay forma parte del grupo In Vitro Brasil-ABS, siendo ésta la empresa de mayor producción mundial de embriones bovinos in vitro (FIV) del mundo. Además de tener un crecimiento constante, en 2018 el grupo In Vitro ha alcanzado una producción de más de 550.000 embriones, lo que representa más del 60% de la producción mundial. Cuenta con más de 18 años de experiencia y está presente en 17 países (Brasil, Rusia, EEUU, entre otros) totalizando una red con más de 37 laboratorios distribuidos por todo el mundo.

-¿Cómo están en el Grupo?
-Gracias al soporte en conocimiento, investigación y experiencia brindada por In Vitro Brasil-ABS es que In Vitro Uruguay ha podido tener un excelente desarrollo, siendo el laboratorio con mayor crecimiento dentro del grupo In Vitro.

-¿Sólo en Uruguay, o se han expandido a la región?
-Si, lo hicimos. En el año 2016, pusimos un pie en Argentina y en breve estaremos abriendo un segundo laboratorio, para seguir mejorando nuestro servicio. Entre Argentina y Uruguay llevamos producidos más de 130.000 embriones.

-¿Cómo es la composición de leche/carne?
-Durante los primeros 5 años de vida en Uruguay, la producción de embriones estuvo destinada en un 70% a razas de leche. Este factor se dio principalmente gracias al gran proyecto del tambo de Estancias del Lago, quienes confiaron en nuestro equipo para hacerse de su materia prima, excelentes vacas productoras de leche.

-¿Ahora cómo está?
-Como todos sabemos, luego de una década de auge en el sector lácteo, en el 2014 se produjo una fuerte caída de los precios internacionales. Como fue el caso de leche en polvo que los precios bajaron un 50% entre 2013 y 2016. Desde este año se observa una paulatina recuperación de los valores, lo que nos permite hoy seguir trabajando en razas de leche con productores que quieren potenciar su producción.

-¿Y el mercado de carne?
-Paralelamente el mercado de la carne ha tenido un aumento de la demanda internacional, en consecuencia, se produjo un incremento en la demanda de producción de embriones en razas carniceras.

-¿Qué beneficios tiene esta técnica?
-Muchos. Sobre la vaca donante, donde se extraen los ovocitos, por ejemplo: no necesitan ser estimuladas hormonalmente, pueden ser aspiradas desde temprana edad (9-12 meses). Es por eso que destacamos la ventaja de la reducción del intervalo generacional. Además, pueden ser aspiradas cada 15-21 días sin afectar la calidad de los ovocitos (óvulos no maduros). Las vacas pueden ser aspiradas con preñeces de hasta 4 meses aproximadamente. Y las vacas donantes pueden ser aspiradas a partir de los 20 días aproximadamente post-parto. O sea, resumiendo: a una vaca donante se le puede aspirar ovocitos estando o no preñada, sin afectar de ninguna manera su vida reproductiva.

-¿Qué beneficios tiene en la utilización del semen?
-La fertilización de los ovocitos se hace en el laboratorio y se optimiza el uso de las pajuelas de semen, ya que con solo una sola pajuela se puede fertilizar entre 10-14 vacas. Esto disminuye los costos de las pajuelas de semen, desde el punto de vista de embrión producido. Posibilita el uso de semen sexado y de semen de toros que tienen un stock limitado.

-¿Varía si es sexado?
-No. Es importante destacar que tanto la utilización del semen convencional o sexado no varía en el resultado de la preñez.

-¿Qué beneficios económicos se logran?
-El productor realiza las combinaciones genéticas que mejor se adapten a su establecimiento, obteniendo de esta manera animales superiores, los cuales se valorizarán en el momento de la comercialización. El impacto de esta tecnología aplicada en los rodeos, se puede hacer tangible en términos económicos con el aumento del valor de los animales. Esto lo vemos reflejado desde hace varios años en la venta de reproductores en los remates de nuestros clientes de las diferentes razas y en los animales premiados en las exposiciones. Por ejemplo, durante los últimos 5 años en la Expo Prado, la mayoría de los animales premiados en la pista fueron producidos por nuestro laboratorio. Desde la introducción de esta técnica, el impacto de los resultados está a la vista. Lo que nos permite consolidar el liderazgo de nuestra empresa en el mercado. El productor comercial también, porque es accesible para ellos y hace un avance genético para su propio rodeo.

-¿Esto habilita la exportación de genética uruguaya?
-In Vitro Uruguay es un laboratorio habilitado para exportar, permitiendo de esta manera que la excelente genética de nuestro país llegue a otros mercados, como ya es el caso de Brasil, Argentina y Paraguay a donde hemos exportado embriones de excelente calidad de las distintas razas.

-¿Qué planifica para el futuro?
-Estamos convencidos que, gracias a los beneficios que brinda esta técnica y la confianza de nuestros clientes, venimos haciendo hace varios años nuestro aporte a la ganadería nacional. Para continuar por este camino, es importantes seguir trabajando fuerte junto con los productores, con el mismo objetivo: multiplicar la genética de sus rodeos.

El proceso paso a paso.

-Hagamos un repaso de la operativa por favor. ¿Cómo deben ser las vacas donantes?
-Son vacas genéticamente superiores, seleccionadas por el productor, para multiplicar la genética de esa vaca. Una vaca donante, no solamente puede producir un ternero por año, sino que esta técnica le permite aumentar la productividad de la misma.

-¿Las vacas receptoras?
-Son vacas aptas reproductivamente para ser preñadas, para poder gestar un embrión producido, transferido, sin importar la raza.

-¿Cómo es el proceso?
-Como se muestra en el cuadro, el proceso comienza con la Aspiración Folicular de las vacas donantes, a las cuales se le extraen los ovocitos (materia prima para la producción de embriones). Estos se llevan al laboratorio y a las 24 horas se realiza la Fertilización con el semen del toro elegido por el cliente, y así comienza el proceso de Producción del embrión.

-¿Qué tiempo lleva?
-Desde la Fertilización, el proceso lleva 7 días para obtener un embrión. Este puede ser transferido en fresco o ser congelado. En este último caso, el embrión se guarda en un termo con nitrógeno líquido, para una futura transferencia o para ser exportado.
En el caso de transferencia de embriones frescos, la vaca receptora debe ser previamente sincronizada. La sincronización puede realizarse con prostaglandina y detección de celo o a tiempo fijo.
Una vez transferidos los embriones, se realiza ecografía para confirmar la preñez. La fecha probable de parto es a los 280 días desde el día la Transferencia.