Ganadería

La exigencia de UE con el estradiol “quita eficiencia al rodeo”, aseguró Secco

La industria observa el tema con “mucha preocupación”, dado que “es una práctica muy importante en el sector primario, que ha venido siendo corriente y eficiente en temas reproductivos”; mientras en la producción, “limita a un país en que falta hacienda para faena”.

Marcelo Secco, presidente de ADIFU.

La actualización de la normativa sanitaria de la Unión Europea (UE) exige que no se utilice el estradiol, un producto que es empleado en Uruguay en unos 800 mil vientres en la Inseminación Artificial a Tiempo Fijo (IATF), anunció el jueves, en la edición de mayo del Suplemento Rurales El País, el Director de los Servicios Ganaderos del Ministerio de Ganadería.

Ante la medida, Eduardo Barre confirmó que se están estudiando dos posibilidades: “La más drástica es suspender el estradiol o, en su defecto, utilizar la fortaleza de la trazabilidad, en el cual los animales que sean inoculados puedan ser impactado al usar estradiol y que no vayan a ese destino”.

El Dr. Marcelo Secco, presidente de la Asociación de la Industria Frigorífica del Uruguay (ADIFU), aseguró a Rurales El País que la determinación de la Unión Europa se observa con “mucha preocupación”, dado que “es una práctica muy importante en el sector primario, que ha venido siendo corriente y eficiente en temas reproductivos”. Mientras que en la producción, “limita a un país en que falta hacienda para faena”.

Secco consideró relevante un “alineamiento regional” como componente negociador, ya que más del 60% de la carne que importa Europa proviene del Mercosur, y “utilizar la validación científica”, yendo a la academia, para apoyar la decisión política.

El industrial dijo que “hoy no tenemos en la práctica veterinaria alternativas de reproducción equivalentes en costos y eficiencia”, a lo que agregó: “La medida saca eficiencia al rodeo en Uruguay en lo reproductivo y productivo, además agrega restricciones que suman fuertes costos”.

Actualmente la vaquillona puede integrar la carne exportada a Europa dentro de las cuotas, mientras la vaca se envía en cortes congelados por fuera de los contingentes con beneficios arancelarios. “El trasero congelado tiene a China y Europa como los lugares donde se juega el partido, restringir Europa nos obliga a quedar Oriente dependientes”, sumó el empresario.

El tema está en la agenda de la Junta del Instituto Nacional de Carnes (INAC) y se trabajará en la reunión junto a las autoridades del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).