Ganadería

Coronavirus y su efecto sobre el dólar generan más incertidumbre

Uruguay debe estar atento al comportamiento de Argentina y Brasil.

Proceso industrial en planta frigorífica. Foto: El País.

Desde el pasado martes, con la aprobación del certificado sanitario, Brasil ya quedó operativo para exportar carne bovina madurada y desosada a Estados Unidos.

El presidente de la Asociación de la Industria Frigorífica del Uruguay (Adifu), Marcelo Secco, consideró que Uruguay deberá seguir “estando atento a lo que pasa con los flujos de exportación de la región”.

Deberá estar atento, “tanto a lo que sucede con Argentina -su volumen de carne exportado, su precio de ganado y su manejo política- así como con Brasil”. Ambos son competidores directos y activos de las carnes uruguayas en muchos mercados.

Brasil va a competir directamente con Uruguay en Estados Unidos en lo que es producto porque “usarán cuota general y es un contingente más amplio que las 20.000 toneladas que tiene asignadas Uruguay”, admitió Secco.

El CEO de Marfrig explicó al analizar globalmente el actual comportamiento del mercado cárnico mundial que “se ha despejado el efecto 2019” y destacó que el mercado “comienza a mostrar señales de reactivarse y Uruguay va a ir de a poco tomando el ritmo exportador que tenía”.

El mercado mundial tiene dos situaciones: “Europa a pesar los estallidos sanitarios muestra normalidad”, Estados Unidos está de la misma forma y en lo regional, el más desafiante es Chile”, admitió Secco.

“Después hay otra situación de mercado que es global, que es más desafiante y que está relacionado con lo que está pasando con el coronavirus y el efecto que provocó sobre el dólar. Eso genera incertidumbre”.