Ganadería

Cierre de China para carne bovina brasileña durará, al menos, un mes

Industria afirma que se retrasa habilitación de otros 30 frigoríficos.

Carne vacuna. Frigorífico. Foto: El País.

La suspensión preventiva de las exportaciones de carne bovina brasileña a China, tras el caso de encefalopatía espongiforme bovina o “vaca loca”, deberá durar por lo menos un mes, según confirmó una fuente oficial a Abrafrigo. La noticia fue divulgado en el informe semanal de la Asociación Brasileña de Frigoríficos.

La ministra de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento, Tereza Cristina, afirmó que espera que el embargo sea retirado en una semana. Con esa convicción aclaró que el servicio sanitario chino, que ya está analizando la información presentado por Brasil, no fijó el plazo para concluir el análisis.

El embargo temporario de la exportación de carne bovina a China, como medida de transparencia y donde Brasil se está jugando la habilitación de nuevas plantas frigoríficas, da cumplimiento a una cláusula firmada en el acuerdo sanitario entre ambos países.

China y Hong Kong absorben el 40% de las exportaciones de carne bovina brasileña, que en mayo superó los US$ 400 millones en total. Ayer por la mañana, al salir de una reunión del Consejo Nacional de Política Energética, la ministra recordó que “la suspensión es temporaria y absolutamente normal”. La jerarca del Ejecutivo brasileño, recordó que la Organización Mundial de Sanidad Animal ya recibió la notificación del MAPA y mantuvo el status sanitario de riesgo insignificante para Brasil.

Fuentes de la industria brasileña reconocieron que el episodio de “vaca loca” ya resuelto, retrasará la habilitación de más de 30 frigoríficos de todas las carnes.

Según la evaluación de Péricles Salazar, presidente ejecutivo de la Asociación Brasileña de Frigoríficos no hay duda que se afectará la habilitación de nuevos frigoríficos, “hasta porque ya fueron enviados los cuestionarios para China”, pero afirmó que el atraso “será superado”.

El 23 de mayo la ministra adelantó que el MAPA había enviado una lista con 30 frigoríficos dedicados a exportar, cerdo, pollo y bovinos para ser habilitados por los servicios sanitarios de China.

Salazar, que estuvo presente en Brasilia en una reunión convocada por el MAPA, también con presencia de la Asociación Brasileña de las Industrias Exportadoras de Carne (Abiec), dijo que los chinos ya estaban pensando en suspender las importaciones de carne bovina brasileña porque se había detectado el caso de “vaca loca”.

Tereza Cristina afirmó que la secretaría que dirige encontró la forma correcta de interrumpir la emisión de certificados de exportación y que la repercusión del caso generó una tormenta en un vaso de agua.

El problema fue “atípico” (no pertenece a un animal alimentado con proteínas animales), era una vaca de 17 años de Mato Grosso . Por eso China, en base a las informaciones enviadas por el servicio sanitario de Brasil, deberá levantar la restricción en breve”, dijo esperanzada la titular del MAPA y más cuando la OIE mantuvo status.