Ganadería

Cae oferta ganadera y las lluvias quitan el apuro por vender

Consignatarios esperan que mercado se rearme la próxima semana y vuelva a subir.

Haciendas. Mercado sigue mostrando signos de mucha firmeza. Foto: Darwin Borrelli

 

Pablo Antúnez

El mercado ganadero sigue mostrando signos de firmeza, pero los productores están con una posición menos vendedora frente a semanas anteriores, fortalecida por las últimas lluvias. Es por eso que los consignatarios esperan que el mercado vuelva a armarse la semana próxima, con una industria que si precisa mantener el ritmo de faena, salga a pagar algunos centavos por encima de las referencias que se están manejando ahora.

Facundo Schauricht, tesorero de la Asociación Consignatarios de Ganado e integrante del equipo de Zambrano & Cía. afirmó a El País que el mercado parece “un poco más frío desde el lado de los vendedores”. Como valores de referencia, el operador mencionó US$ 3,50 por kilo de carne para el novillo gordo, US$ 3,30 para la vaca gorda y US$ 3,40 en caso de las vaquillonas buenas.

Schauricht aseguró que a lo largo de la presente semana, que es muy particular, “se está viendo muy poca oferta de haciendas”. Sobre fines de la semana anterior, la industria frigorífica “hizo hincapié en comprar más barato el ganado que iba apareciendo”, pero a principios de esta semana comenzaron a darse cuenta que había algún faltante.

Con este panorama, según el tesorero de la Asociación de Consignatarios de Ganado, la semana próxima, cuando comience a normalizarse el mercado, “me parece que los frigoríficos van a tener que salir a comprar con un poco más de fuerza si es que no quieren bajar el ritmo de faena”.

Contó que hay empresas que muestran necesidad por ganados puntuales como bien puede ser el caso de vaquillonas, porque les fallaron algunas cargas que tenían pactadas y eso les complica la faena. En esos casos, Schauricht dijo que ante la negativa del productor a vender a los valores de referencia, enseguida proponen algunos centavos por encima si el productor carga rápido esas haciendas. “Eso me indica que hay avidez y que algún faltante de ganado que lleguen a tener, tendrán que salir a comprar algunos centavos arriba”.

Tampoco se ve puja por los ganados desde las plantas frigoríficas que se dedican al abasto interno y en muchos casos, están con entradas de ganado más largas.