Ganadería

Bamidal tomó posesión de planta de Frigorífico Caltés en Paso de los Toros

Empresarios uruguayos buscan tenerla operativa pronto.

Frigorífico Caltes, planta industrial de Paso de los Toros, foto El País.

Pablo Antúnez

La empresa uruguaya Bamidal S.A. tomó posesión de la planta frigorífica del ex frigorífico caltés, en Paso de los Toros, luego de un año y medio de haberla comprado, según confirmó a El País Gustavo Basso, director de la firma compradora.

Bamidal es la titular de la marca Flavor Premium Lamb, arraigada en Brasil y en otros destinos como Medio Oriente, pues es carne ovina de alta calidad y aportada por corderos con alto grado de terminación.

“El frigorífico tiene más de un año sin actividad, por lo cual, hay que hacer todo un análisis técnico y determinar sus posibilidades de funcionamiento en sus distintas secciones, sea frío, faena, desosado, envasado y otras”, explicó Basso.

Ese proceso comenzará a partir de la próxima semana. “Tenemos que ser lo más ágiles posible para poder restablecer la actividad en el menor tiempo”, confirmó el empresario, aclarando que no se maneja una fecha límite para que el Caltés comience a faenar de nuevo.

“A partir del estudio que haga el equipo técnico se verá qué es lo más urgente para poner en marcha el frigorífico. No sabemos el tiempo que puede llevar esa puesta a punto de todas las instalaciones, pero esperemos que sea lo más corto que se pueda”, aclaró el director de Bamidal S.A.

El empresario recibió la planta en momentos en que la oferta de ovinos es la menor a nivel anual, por lo que le permitirá a los nuevos dueños trabajar tranquilos para poner a punto el frigorífico y catapultarlo a conquistar nuevas habilitaciones de mercados.

Basso aclaró que si bien ya se cuenta con las habilitaciones para exportar carne ovina con hueso a Brasil, Medio Oriente y terceros países, la meta “es el mundo entero” y explicó que se trabajará para conseguir cuanto antes el permiso para exportar a China (con hueso), los mercados del Nafta (Canadá, México y Estados Unidos) y la Unión Europea (cortes desosados). “Son mercados importantes para Uruguay y se buscará tenerlos habilitados ni bien se pueda hacerlo”, agregó el director de Bamidal S.A..

La meta de Basso es que el proyecto del Caltés se transforme en “la única planta exclusivamente de ovinos que habrá en Uruguay y estará enfocada a seguir desarrollando lo que ha sido en forma muy efectiva la marca Flavor que ya está impuesta”.

Los nuevos dueños del frigorífico apuntan a “darle un impulso adicional a toda la producción ovina con una planta que será exclusivamente para faena de ovinos y que tratará de operar todo el año en su máximo potencial”, según adelantó Basso.

La idea es tenerla operativa todo el año y achicar la estacionalidad que hoy tiene la industria frigorífica en la faena de ovinos, en aquellos frigoríficos que también industrializan bovinos, que son los que tienen la prioridad por contar con una oferta más fluida todo el año.

La reactivación del Caltés es un hito importante para la producción ovina, incluso porque está ubicada en un lugar estratégico, con cercanías a la zona de basalto que es donde está la mayor cantidad de ovinos en el Uruguay. El rubro busca crecer y contar con más frigoríficos que aporten una faena sostenida es un pilar fundamental.