Ganadería

Amplían volumen de corderos para exportar a EE.UU.

Serán 15 compartimentos produciendo.

Carne ovina en frigoríficos.

Pablo Antúnez.

Esta semana, dos nuevas faenas con un volumen que supera los 1.200 corderos, consolidan el camino trazado por Uruguay para posicionar su carne ovina con hueso en Estados Unidos, cuando procede de animales producidos a partir del compartimento ovino de alta bioseguridad, auditados y habilitados por el MGAP, pero impulsados por privados.

Los dos compartimentos que aportarán corderos son el de la familia Grasso —ubicado en Artigas—, donde se trabaja con otras razas y se produce en otro tipo de suelos diferentes a los del sur y el de la familia Lombardi, en Maldonado.

A su vez, a lo largo del mes se irán industrializando en dos plantas los corderos que están siendo terminados en los 10 compartimentos ovinos que tiene funcionando hoy Uruguay. En paralelo hay otro 7 casi listos para funcionar y otros 5 que se tienen que concretar.

“La meta es llegar a fin de año con unos 15 compartimentos habilitados”, confirmó a El País el Dr. Jorge Bonino Morlán, asesor privado y representante de la Asociación Rural del Uruguay durante casi tres décadas ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). Algunos de esos emprendimientos quedarán habilitados por el MGAP, pero no entrarán corderos hasta más adelante; Son los corderos que están naciendo en esta zafra. El asesor privado explicó que se acordó con las autoridades sanitarias “evitar la realización de análisis e identificaciones (caravaneo) desde mitad de diciembre hasta fines de enero, porque es el período donde la mosca de la bichera está más activa y complica esas tareas.

Bonino pidió a los interesados en desarrollar la herramienta del compartimento ovino de alta bioseguridad, con la que se logra demostrar en base a ciencia la ausencia de fiebre aftosa en Uruguay, que “contacten a la industria frigorífica para acordar precio, planificar el ingreso, la preparación y la entrega de los corderos para faena, de tal modo de realizar una producción programada y actuar como cadena, para conseguir una buena comercialización”. Hay más frigoríficos que pidieron ser habilitadas para exportar a Estados Unidos.

La apuesta fuerte “es a darle mayor valor agregado a los ovinos del compartimento y se promueve lo que se denominó “cordero maquillado”.

En ese sentido, Bonino contó que no tiene un costo extra y muchos criadores ya están preparando ese tipo de corderos. “Es un animal que llega al compartimento castrado, descolado y con un paquete sanitario que le otorga un valor agregado. A la vez, ya sabe comer ración, porque aprendió al pie de la madre, contó el consultor.