Forestación

UPM II: operativa se prevé en segunda mitad del 2022

Estiman generar 10.000 puestos de trabajo permanentes.

Transporte en camino rural. Foto de archivo.

El proyecto industrial de UPM II transcurre en sus primeras etapas, pero avanza tal cual está establecido en el cronograma planificado previo a su inicio. Matías Martínez, gerente de Comunicaciones de UPM, dijo que la fábrica “debería estar operativa para el segundo semestre del año 2022”.

Actualmente hay cerca de 1.700 personas trabajando en simultáneo en 16 sitios de construcción de la empresa: incluye la terminal especializada de celulosa en el Puerto de Montevideo, los alojamientos temporales en la ciudad de Durazno, Carlos Reyles, Pueblo Centenario y Paso de los Toros; como también en la propia planta de celulosa. “Son etapas incipientes del proyecto, acabamos de terminar las obras de movimientos de tierra, el cierre del perímetro de la zona franca y en las semanas siguientes se daría comienzo a la construcción civil, que va a ir generando una mayor intensidad en la demanda de mano de obra y está previsto que a fin de año alcancen las 3.000 personas”, comentó Martínez.

El pico de trabajadores se estima que se logre en el segundo semestre del 2021 con más de 6.000 funcionarios. “La planta será construida mayoritariamente con personal uruguayo, hoy hay 85 personas extranjeras en el sitio de construcción de la planta; es un punto importante a destacar porque Uruguay ha generado capacidades en los últimos 10 a 15 años que el proyecto va a desarrollar y potenciar”, explicó.

A parte de los 1.700 trabajadores actuales, Martínez dijo que en obras de infraestructura pública hay unas 1.400 personas operando en el proyecto del Ferrocarril Central, y más de 2.800 que son impactadas de forma indirecta.

El Gerente de Comunicaciones de UPM afirmó que posterior a la construcción se da “el diferencial del proyecto”, que “es la posibilidad de generar en el interior del país unos 10.000 puestos de trabajos permanentes de forma directa, indirecta e inducida”.

La fábrica tendrá una capacidad de producción superior a las 2 millones de toneladas anuales, hoy la planta de Fray Bentos produce 1,3 millones de toneladas. “La mayor escala implica más materia prima, se estima la necesidad de unos 7 millones de metros cúbicos anuales, lo que hará traccionar a toda una cadena”, dijo Martínez y agregó: “En transporte se van a necesitar 500 viajes diarios de camiones a la planta, y se prevén formar más de 1.000 choferes profesionales”.

En cuanto a infraestructura, señaló que el proyecto de UPM II permitirá “un salto significativo en infraestructura que el país estaba precisando desde hace tiempo”. Martínez consideró que la fábrica “dispara y acelera esas inversiones que no van a ser exclusivamente para UPM, sino para todas las personas y empresas que hacen uso de la caminería”.

Señaló que las rutas a utilizar y claves a mejorar “fueron definidas con el Ministerio de Transporte y están en proceso de mejora”.

En lo que refiere al Ferrocarril Central, dijo que la operativa de UPM II utilizará el 50% de la capacidad de la vía que está estimada en 4,5 millones de toneladas al año. “Habrá un 50% de capacidad disponible para todas las empresas que lo requieran”, agregó.