Forestación

Gonzalo Valdes: “La rentabilidad de la ganadería aumenta en alianza con la forestación”

Los productores ganaderos han encontrado en la forestación una alianza estratégica que, al momento, ha permitido mejorar el resultado económico de las empresas, además de escudar a los animales y evitar duros golpes climáticos por el verano o el invierno. En ese sentido, Rurales El País conversó con el Dr. Gonzalo Valdes, director del establecimiento La Ganadera, del departamento de San José.

Ganadería y forestación, una alianza estratégica.

– ¿Cuándo empezaron a hacer forestación en el campo bajo el sistema de Alianzas de Montes del Plata?

– El sistema de Alianzas con Montes del Plata inició el año pasado, pero la historia de por qué sumamos forestación viene de unos cuantos años atrás. La forestación en el establecimiento fue motivada por un problema de invasión de la espina de cristo, un árbol que se expande mucho. Hace unos 40 a 50 años eran unas pocas plantas las que invadieron el campo, hasta poco tiempo atrás llegamos a tener 90 hectáreas de bosques cerrados que no se podían ingresar. Por tanto, la forestación fue, en principio, una herramienta para solucionar el problema de invasión, dado que el eucalipto se desarrolla con velocidad y genera sombra que evita que el banco de semillas vuelva a nacer. Desde ese entonces se hizo realidad la sinergia con la ganadería.

– ¿Cómo es el campo y el sistema de producción?

– El campo es muy variable, con algunas zonas agrícolas, otras ganaderas y muy poca productividad de pasto. Eso nos llevó a hacer rodales en esos espacios más marginales, los que nos favoreció un buen manejo de sombra y abrigo que nos protege en invierno y verano. Previmos que los rodales se formen con acceso al agua. El paisaje cambia y la estructura de manejo también, pero realmente, mirando el paquete completo, hemos mejorado la productividad del campo, más allá de la renta que deja la forestación. El ganado con el reparo de los montes aumentan la productividad.

– ¿Qué porcentaje del campo está forestado?

– No es tanto, cerca del 12 a 13% en relación al total de hectáreas. Nunca fue la idea hacer potreros enteros de forestación, sino buscar esos espacios para complementar las otras actividades ganaderas.

– Qué modelo de negocio manejan dentro del programa Alianzas: arrendamiento, aparcería o promoción.

– Es un contrato de arrendamiento fijo a un ciclo forestal. Previendo un segundo o tercer ciclo con árboles en propiedad del establecimiento y dando prioridad de compra a Montes del Plata.

– Al instalar la forestación en el sistema de producción, ¿generó cambios en el manejo del rodeo vacuno?

– El área de montes está planificada en suelos que no daban aportes, eran canteras básicamente. Dentro de esos potreros buscamos una relación monte-campo natural o monte-pradera permanente con accesos al agua. La conjunción da más seguridad o tranquilidad en invierno para las vacas preñadas, dado que somos un establecimiento criador y nos importa mucho cuidar las vacas en invierno para que lleguen con buen estado al parto. Con esas condiciones y en los potreros desarrollados, la rentabilidad después del monte va a aumentar.

– ¿Mejora el ingreso total?

– Indudablemente que si. Pero no hay que perder de vista la parte física. El número cambia y años mejores o peores. Pero para el ganadero es muy importante que los animales estén en buen estado y ahí la forestación funciona como una herramienta fundamental. En cualquier invierno tenemos una tormenta de 10 días y las vacas se vienen para atrás al galope, con los montes los animales se valúan mucho y para nosotros es un capital muy relevante.

– ¿Cómo está definida la variable de ajuste de la renta?

– Hay distintas modalidades. La nuestra es según inflación-dólar en los Estados Unidos. Pero estoy seguro que existen otras posibilidades de ajuste.

– ¿El nuevo sistema significó cambios en el manejo sanitario?

– El manejo sanitario se ha mantenido sin tipo de inconvenientes. Los montes ofrecen abrigo y reparo, la alimentación dentro del monte no está. Aunque potencia los espacios medios. Desde la sanidad no hemos tenido ningún inconveniente.