Expo Prado

La Expo Prado se realizará con protocolo elaborado por el MSP

Se cumplirá con lo mismo que se exige para los shopping, restaurantes y locales nocturnos.

Pablo D. Mestre.

Entre el 9 y el 20 de septiembre se realizará, como cada año, la Expo Prado, organizada por la Asociación Rural del Uruguay.

Pero, en un año particular, será una edición diferente.

Los directivos de ARU trabajan intensamente para lograr un protocolo sanitario junto con el Ministerio de Salud Pública para que la actividad se desarrolle, cumpliendo con la política que viene impulsando el Poder Ejecutivo para combatir el Coronavirus. “Le presentamos un borrador al Sub director José Luis Satdjian, quien encomendó la coordinación a la Subdirectora General María del Luján Giudici y estamos trabajando para hacer un protocolo definitivo”, informó Rafael Ferber Artagaveytia.

La idea es homologar los mismos protocolos que ya existen para distintas actividades que han vuelto a funcionar, y otras que lo harán en breve. “Vamos a cumplir a rajatablas lo que nos marque Salud Pública”, dijo el director de Exposiciones de ARU. En líneas generales se trata que ese protocolo “marque los mismos aforos de los aprobados para los shopping, o en la parte gastronómica lo que se pide hoy a los restaurantes habilitados”.

Sí, se asegura habrá cambios. “Ya eliminamos todos los espectáculos en el ruedo”, informó Ferber. Además, el clásico ciclo de conferencias se programa para hacerlo virtual, “lo que no quiere decir que, si la situación nos permite, lo podamos hacer semi presencial o con cupos”. Pero para tener seguridad “lo planificamos virtual y llegado el momento, se hará lo que la situación y el MSP permita, con sentido común”.

En cuanto al público, desde ARU se asegura que se puede controlar y regular. “Lo podemos controlar con nuestro sistema de molinetes que nos marca los que entran y salen al predio”. Además, piensan vender entradas por redes de cobranza, “para no generar aglomeraciones”. Por eso, la cantidad de gente “la manejaremos de acuerdo a lo que se disponga con Salud Pública, podemos regularlo, porque en el peor de los casos limitamos la venta de entradas a una determinada cantidad de gente por día”, dijo Ferber.

Con Plaza Prado, dependerá de lo que haya habilitado a ese momento en el resto de la ciudad. “Si se habilita para el Prado será para todos los locales nocturnos al mismo momento, pero tengo expectativas que cuando llegue la Expo sea algo natural, que los lugares nocturnos ya tengan situación normal”.

Cabe mencionar que en las 7 hectáreas del predio de la Rural del Prado, normalmente pasan por la Expo en torno a las 500 mil personas, este año con las limitaciones esperan que quizás sea un 40% de esa cifra. “Contando a la gente que trabaja, los expositores y los visitantes, condicionado al protocolo”, dijo Ferber.

Ganadera.

También habrá cambios en la muestra ganadera. Por ejemplo, se invertirá más recursos para adaptar las localidades donde se quedan los cabañeros. “Calculando la cantidad de gente del año pasado, vamos a hacer que estén de una manera más amplia que siempre”, dijo el directivo de ARU. Tradicionalmente se alojaban en contenedores, con cuchetas, “estaban cómodos, pero con menos espacio, ahora vamos a poner dos por contenedor y con lugares de limpieza amplios, respetando los mismos metros que fijó el Mides en el alojamiento del Prado”.

En cuanto al programa de reproductores, el director de Exposiciones dijo que “todas las razas están avisadas y entienden que es un año especial”. Aseguró que, “no es nuestra intención, al día de hoy, acortar la exposición ganadera, pero sí buscaremos adecuar mejor el calendario de juras y ventas, como forma que la cantidad de gente que llegue a las distintas razas se distribuya”. Este año, se volverá a tener juras de lunes a viernes para distribuir las distintas razas. Y las conferencias, al ser virtuales, se está evaluando cómo y cuándo se realizarán.

Hay cosas, como el desfile de campeones, que “son prescindibles”, en el sentido que, si no se puede hacer, no se hace. “Después se verá con los protocolos, hay que ir evaluando a medida que pasen los días y cómo evoluciona”. Lo que para Ferber sí es imprescindible es el acto del sábado al mediodía. “Se va a hacer, porque tenemos suficiente espacio y si hay que hacerlo en el medio del ruedo, se hará”. Consideró que “es uno de los puntos básicos, porque el mensaje de la Rural y de las autoridades es imprescindible”.

Comercial.

En cuanto a lo comercial, se están firmando convenios para que queden los lugares reservados “y damos la chance de pagar más adelante, manteniendo los descuentos, para tener las certezas que las empresas necesitan”.

De todas formas, el director de Exposiciones de ARU afirmó que “hay muchos espacios comerciales que igual saben que su público estará. Es un Prado difícil, que hay que trabajarlo y la oficina de Exposiciones escucha todas las propuestas”.

Para Rafael Ferber será una Expo más ganadera, “es la prioridad de ARU, pero también somos responsables de todo el movimiento comercial que genera la Expo Prado, porque hay muchas empresas que dependen de este tipo de actividades y al faltar la Activa y Melilla, el sector agropecuario lo necesita”. Además, agregó, “de todo el movimiento zafral de gente que trabaja en la Expo y depende de sus ingresos”.