agro

Aftosa: Uruguay atento al avance de Brasil ante OIE

La 88a. Reunión de Delegados se realiza en forma virtual

Delegados. Diego de Freitas, Jaime Coronel, Patricia Lagarmilla y Jorge Bonino por el sector privado.

Pablo Antúnez

Con las reuniones de la Comisión de las Américas y el encuentro del Comité Veterinario Permanente (CVP), restringidas a los delegados oficiales, que son los directores de los servicios sanitarios de los países, se puso en marcha la 88ª. Sesión General de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) en París. La actividad finaliza el viernes, con una nutrida agenda de reuniones.

Todos los años se analizan distintos temas relacionados con la salud animal mundial, pero también se eligen los candidatos para integrar el Consejo Administrativo de la OIE y las distintas comisiones. Esos candidatos se escogerán, el viernes, mediante voto secreto .

Este año, debido a la pandemia de Covid-19 que afecta al mundo, la reunión del principal organismo sanitario cuyas normas son refrendadas por la Organización Mundial de Comercio (OMC), se realiza en forma virtual. Uruguay está libre de las seis enfermedades animales de mayor importancia para la OIE: encefalopatía espongiforme bovina (vaca loca), perineumonía contagiosa bovina, peste bovina, peste de pequeños rumiantes, peste equina, peste porcina clásica y en caso de fiebre aftosa es libre con vacunación. Como lo hace todos los años, Uruguay busca refrendar esta privilegiada posición y eso ocurrirá el viernes en la sesión final. El MGAP presentó toda la información necesaria (pruebas de la ausencia de esas enfermedades) a la Comisión Científica, que es quien la analiza y eleva una postura al plenario de delegados.

Aftosa. Este año es muy importante para la región el avance de Brasil contra la fiebre aftosa. El Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA) propuso al organismo internacional reconozca como libre de aftosa sin vacunación a los estados de Acre, Paraná, Río Grande del Sur, Rondonia, parte del estado de Amazonas y Matto Grosso, como forma de mejorar el comercio y apuntando a los cerdos.

Brasil “ya lo había anunciado en el Programa Hemisférico de Erradicación de Fiebre Aftosa (Phefa) y cumplió todas las etapas exigidas por OIE. Uruguay está muy atento, porque uno de esos estados es Rio Grane do Sul”, explicó a El País el delegado de la Asociación Rural del Uruguay en la OIE durante más de 30 años, el Dr. Jorge Bonino Morlán.

Bonino estimó que dada la relación política entre Uruguay y Brasil, así como entre los servicios sanitarios, se podrá seguir comercializando productos con el vecino país por más que cambie el status en algunos estados. Es que por más que la OIE determina los parámetros basados en argumentos científicos, tratando de minimizar el riesgo sanitario, las administraciones veterinarias (servicios oficiales) quedan libres para realizar protocolos bilaterales.

“La expectativa es que se le reconozca el status sanitario a Uruguay y ambos países lleguen a un acuerdo beneficioso”, reconoció Bonino.