Agricultura

Tomás Molina: “Estamos frente a la peor zafra sojera de la historia”

“Se destaca por dejar márgenes negativos muy abultados”, aseguró el productor agrícola de Flores.

Tomás Molina, productor agrícola de Flores. Foto: InfoagroUY.

Ya es conocido por todos que la actual zafra sojera será con resultados negativos para las empresas, fundamentalmente por la crisis hídrica que experimentó la región agrícola del país. “Soy productor de toda la vida, llevo muchos años en el  negocio y estoy seguro que estamos frente a la peor zafra de la historia”, aseguró a Rurales El País Tomás Molina, agricultor del departamento de Flores.

La zafra 2017/18 se destaca por dejar “márgenes negativos muy abultados” que complican las cajas de las empresas. La trilla está a poco días de terminar, con lluvias de por medio, y el agricultor ya “mira hacia adelante” para ver cómo puede continuar con el negocio, dijo Molina.

Para la siembra de los cultivos de invierno el panorama es “climáticamente complicado” porque no se ha podido sembrar. Agregó que “la cuenta no es mala, el trigo y la cebada se han valorizado pero el clima no permite hacer los trabajos y cada vez quedan menos fechas óptimas de siembra y comienzan a surgir las interrogantes en las empresas”.

Costos. Molina explicó que existen varios elementos que inciden en el negocio, a nivel interno el combustible “es muy caro”. Además hay “regulaciones laborales, que no estoy en desacuerdo con ellas, pero agregan costos en un negocio muy ajustado”.

Externamente los fertilizantes han subido de precio pero comparados con las referencias del 2015 están más bajos. Asimismo la cebada y el trigo alcanzan referencias cercanas a los US$ 200 por hectárea. “Estos costos contra una producción promedio podría arrojar márgenes de US$ 50 a US$ 100 por hectárea en cultivos de invierno”, señaló el productor.

Molina entiende que son ganancias bajas pero que permiten seguir trabajando, siempre dejando de lado los efectos del clima.

En el caso de los cultivos de verano “la cuenta es más fácil de hacer”, afirmó. Los márgenes pueden rondar los US$ 80 a US$ 120 por hectárea con una soja que se proyecta en US$ 350 a US$ 360 por tonelada. “Si estamos dispuestos a trabajar con esos márgenes, estamos en un negocio que se puede mirar hacia adelante con un clima promedio”, cerró.

Tomás Molina:

Rurales EL PAIS