Agricultura

Rindes dispares en las cosechas de soja

Estiman que al final la zafra tendrá un cierre “positivo”

Oleaginosa. La falta de lluvias en algunas zonas afectó las sojas de primera y afectó rendimientos.

Pablo Antúnez

La zafra de soja comenzó mostrando rendimientos dispares, especialmente a nivel de los cultivos de primera.

“Se están viendo rendimientos que van desde el entorno de 1.000 kilos hasta pasar largo los 2.500 kilos por hectárea. Son muy variados e incluso esa enorme variabilidad se ve dentro de una misma zona”, afirmó a El País el Ing. Agr. Marcos Carrera, líder comercial de Monsanto en Uruguay.

La variabilidad se debe a los efectos del clima sobre los cultivos, donde algunas chacras sufrieron más el déficit hídrico que las complicó en momentos críticos como el llenado de grano y otras etapas.

“Será una zafra que antes de arriesgar una posición en cuanto a cómo termina habrá que esperar que finalice. Va a ser muy difícil arriesgar un rinde promedio antes de que cierre, porque la variabilidad en los rendimientos se da, incluso, dentro de zonas chicas”, detalló Carrera.

Según los datos que maneja, el profesional contó que, salvo en el eje de la Ruta 14, donde se ven rendimientos más altos, el resto no escapa a la disparidad de rendimientos. Más al norte, en Paysandú y Río Negro se están registrando rendimientos un poco más estabilizados, pero son los cultivos que están mejor porque agarraron mejor régimen de lluvias.

A nivel de valores, la oleaginosa volvió al eje de US$ 500 por tonelada en estos días, pero los productores hicieron ventas anticipadas para poder hacer frente a las siembras.

“Creo que podemos estar al cierre de la zafra con precios de US$ 440 o US$ 450 por tonelada. Cuando se haga el cierre habrá que ver qué queda, porque el precio es muy bueno, pero va a aplicarse a una partecita de la cosecha”, estimó Carrera.

De todos modos, el líder comercial de Monsanto en Uruguay consideró que el resultado de la zafra de la oleaginosa “será positivo”.

Por otro lado, las perspectivas son mejores para los cultivos de maíz, pero también con resultados ajustados “no será una zafra de cultivos de verano para tirar manteca al techo, pero creo que será positiva”, estimó Carrera. Las cosechas se desarrollan con estrictos protocolos sanitarios.