Agricultura

Pican o destinan a pastoreo algunas áreas de invierno

Son de bajo potencial y rendimientos jugados, el resto de los cultivos vienen avanzando muy bien.


Pablo Antúnez

En algunas zonas del país y especialmente en el norte, hay áreas de trigo y cebada que vienen “tardías, desparejas y presentan daños de heladas”. Esos cultivos están feos, pero “bien macollados (apareciendo brotes secundarios)”, afirmó a El País el Ing. Agr. Miguel Pastorini, técnico de Agrocentro Paysandú.

En estos casos, el potencial de rendimiento no está en riesgo, pues ya está armado y el clima los viene ayudando a acomodarse. Pastorini explicó que son cultivos que se plantaron en junio con buen potencial de humedad en el suelo, ayudado por el episodios de lluvias periódicas. “Al final van a andar bien”, confirmó el agrónomo sanducero.

En la otra vereda, las áreas que se plantaron antes de las lluvias de junio, están más complicadas, porque “están más adelantadas y las afectó las heladas que se registraron hace 15 días”. En estos casos, muchos productores picaron trigo y cebada para destinarlos al consumo animal, mientras que otros ya están pastoreando esas áreas cuyos rendimientos ya habían sido afectados.

“No se qué tamaño tienen esas áreas, pero se dan casos de trigos y cebadas que se picaron o están siendo pastoreados para aprovecharlos”, afirmó el técnico de Agrocentro Paysandú. En estos casos, ya habían perdido rendimiento y estaban jugados.

Las temperaturas más frescas que se están registrando en estos días, ayudan a que el desarrollo de hongos no sea tan rápido y será difícil que las trillas comiencen antes del 10 de noviembre, en caso de las primeras cebadas a levantar.

Soja y maíz. En caso del maíz, los de primera ya se están plantando y según estimó Pastorini, en el norte el área cayó en algunos casos y en la mejor de las opciones se mantuvo.

Si bien a nivel país “el área creció”, desde la óptica de este asesor agrícola, “el furor del maíz se da más en el sur, principalmente en Young, Dolores y Mercedes”, que fue donde los maíces, el año pasado, anduvieron muy bien.
“El área de primera, al menos en el norte, se atrasó un poco porque estaba muy frío, pero la semana pasada arrancó fuerte”, contó Pastorini.

Mientras tanto, se siguen preparando los barbechos para la siembra de soja, área que los técnicos estiman se va a mantener en esta nueva zafra, pese a que los números en el mercado mundial siguen complicados. Igual paga las cuentas.