Agricultura

Los cultivos de soja mostraron rápida reacción a las lluvias

Los maíces tempranos perdieron bastante potencial.

 


Pablo Antúnez

Los cultivos de soja, al menos en Colonia y Soriano, reaccionaron rápido tras las recientes lluvias, recuperando vigor y terminando en buenos términos con la fase de implantación, luego de venir castigados por la falta de humedad. En Colonia y Soriano, zonas de fuerte potencial agrícola, “los cultivos tuvieron una reacción fantástica. Ya se nota que reaccionaron”, confirmó a El País Carlos Foderé, director de Fadisol S.A. empresa de servicios y comercio de cereales, oleaginosos y semillas.

En ambos departamentos los cultivos recibieron en el entorno de 60 milímetros, pero además, “las lluvias llegaron a punto”, afirmó Foderé y agregó que por los próximos 15 o 20 días, habrá un marco de tranquilidad.
Es muy prematuro poder hablar de rendimientos esperados a esta altura del cultivo. “Pasamos un primer peaje, los cultivos se terminan de implantar bien, algunos puede llegar hasta floración con estas lluvias, pero falta mucho para hablar de rendimientos”, agregó el empresario agrícola de Colonia.

Los dos próximos meses serán claves para determinar los rendimientos de la oleaginosa.

En cuanto a las malezas, también los agricultores del sur del país sufren el dolor de cabeza de enfrentar malezas resistentes, pero parece que el grado de resistencia no es tan pronunciado como en el norte, donde dicen los técnicos que están incontrolables. “El enmalezamiento que se está viendo en las chacras es insostenible”, afirmó el técnico de Agrocentro Paysandú, Miguel Pastorini días atrás a El País. El capín, conjuntamente con el yuyo colorado (Amaranthus Palmeri) no están dando tregua, porque se hicieron resistentes al glifosato, el principal herbicida utilizado en la siembra directa.

“Las malezas cada vez se hacen más resistentes a los productos que venimos usando. Se hace más complejo el combo de herbicidas a usar para controlar. La naturaleza se defiende, por lo que hay que hacer diferentes combinaciones para poder dominarlas”, dijo Foderé.

Respecto a los maíces, que también conforman el conjunto de cultivos de verano, los plantados temprano, que “hace días habían florecido, sufrieron bastante la falta de agua. Esos maíces perdieron potencial”, estimó Foderé.

“Hay una pérdida de potencial importante para los maíces tempranos”.