Agricultura

El cultivo de trigo crecería 13% y llegaría a 230.000 hectáreas

La soja logró rendimiento de 2.928 kilos por hectárea, 14% más que el registrado en el ejercicio 2017/18.

AFP fotos – trigo.

Pablo Antúnez

La intensión de siembra de trigo para este año creció 13% respecto al año agrícola 2018 y alcanzaría las 230.000 hectáreas, mientras que en el caso de la cebada, habría una caída de 12% en el área y el cultivo se focalizaría en 152.000 hectáreas, según mostró la encuesta agrícola de invierno de la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA/MGAP).

El crecimiento más significativo dentro de los cultivos de invierno volvería a tenerlo la colza canola, que llegaría a 75.000 hectáreas y mostró un aumento de área de 40%. En total el área de invierno abarcará, según la estimación, 474.000 hectáreas.

SOJA. Respecto al área de cultivos de verano para la zafra 2018/19, la DIEA informó que la soja abarcó 966.000 hectáreas que representan 12% menos que en el área alcanzada en el ejercicio anterior, cuando se habían plantadlo 1.098.000 hectáreas.

Se estimó la producción de la oleaginosa en 2.928 kilos por hectárea, lo que implica un 141% más respecto a los 1.714 kilos adicionales frente a los 1.214 kilos por hectárea del ejercicio 2017/18. Ese año el déficit hídrico provocó que se viviera la peor zafra de la historia. Se estimó el área de sojas de primera en 611.675 hectáreas y las segundas en 347.395 hectáreas. La soja con riego estaría ocupando 6.769 hectáreas. La DIEA estableció en su análisis que se están regando casi 7.000 hectáreas de arroz, con un rendimiento de 4.009 kilos por hectárea que están 30% por encima del volumen generado por las sojas de secano.

Las resiembras al final de la primavera pasada y a lo largo del verano, debido a los problemas generados en la instalación del cultivo, abarcaron 34.000 hectáreas para las sojas de primera y 50.000 hectáreas para las áreas de segunda.

MAÍZ. Esta forrajera abarca 107.000 hectáreas que son 50% más que en la zafra 2017/18 (son 36.000 hectáreas más). Por su parte, el rendimiento promedio del cultivo fue 7.608 kilos por hectárea que es un récord histórico. Ese volumen está marcando un crecimiento de 75% respecto a la zafra anterior, cuando el rendimiento registrado fueron 4.340 kilos por hectárea.

La DIEA mostró que la producción de maíz alcanzó las 816.000 toneladas y pasó a ser la máxima registrada por la citada dirección del MGAP, al superar las 700.000 toneladas de la zafra 2012/13.

A su vez, el sorgo para grano secco llegó a 32.000 hectáreas, 3.000 hectáreas más que en 2017/18, con un rendimiento promedio de 4.562 kilos por hectárea.

REGADOS. Respecto a los cultivos de verano regados, en la campaña 2018/19 se están regando 7.000 hectáreas que son la mitad de lo que se regó en la zafra anterior, con un rendimiento de 4.009 kilos por hectárea. Está 30% por encima respecto al rendimiento de la soja de primera de secano, según establece la DIEA.

En el caso del maíz, tras el relevamiento oficial, el área con regadío se estimó en 9.879 hectáreas. Es un valor muy cercano al de la zafra anterior, cuando se estimaron en 10.100 hectáreas. El rendimiento de este maíz fue 9.282 kilos por hectárea; máximo histórico.