Ganadería

Precio del ganado gordo continúa en plena suba

Llegar a US$ 3,55 por kilo de novillo gordo ya es corriente.

Ganado  Vacuno

Novillos. La oferta está sustentada por ganados de verdeos. Foto: Francisco Flores.

 

Pablo Antúnez. 
El precio del ganado gordo cierra la semana con mucha firmeza y los US$ 3,55 por kilo de carne de novillo que se conseguían la semana pasada sólo por animales excepcionales, ahora pasa a ser un valor corriente.
La firmeza del mercado ganadero se traduce en que incluso, por novillos gordos especiales procedentes de verdeos “se consigue algún centavo más, cuando el negocio es con flete corto”, confirmó a El País el consignatario Ignacio Aramburu d Durazno.
Mientras tanto, por vacas gordas se paga US$ 3,20 por kilo de carne, pero por animales muy pesados y bien terminados se consiguen hasta cinco centavos más por kilo.
También hay mucho interés por vaquillonas, que según dijo Aramburu, desde su escritorio se concretaron negocios a US$ 3,40 por kilo.
Por esta última categoría pujan fuerte las plantas destinadas al abasto interno, donde la carne bovina recobra un mayor liderazgo ahora que los cortes de cerdo y de pollo volvieron a ser gravados con IVA y subieron 10%.
La industria frigorífica sigue mostrando interés por los animales con muy buenas terminaciones y bien pesados, no dejando escapar ninguno para sostener sus faenas. El regreso de las cuadrillas de rabinos que realizan las faenas bajo el rito Kösher para Israel reanimaron el mercado, pues tienen dos meses de faena cuando en años normales producían en las plantas uruguayas a lo largo de cuatro meses.
Aramburu estimó en diálogo con El País que los precios de los ganados gordos y bien terminados “pueden subir, pero no mucho más, pues pienso que estamos llegando al techo”.
La oferta ganadera prácticamente está sustentada por el norte del país, donde se había retenido mucho ganado. Las lluvias hicieron que los productores pudieran pastorear los verdeos y se lograron buenas terminaciones. A la vez los precios, ayudados por la caída de la oferta, comenzaron a trepar.
Contrariamente en el centro del país, donde hay verdeos que mostraron algo de rebrotes, los ganados recién están entrando a comer, por lo que las terminaciones se demorarán. “En el centro del país la oferta de animales bien terminados es muy chica y prácticamente nula en los departamentos del sur, debido a la sequía”, confirmó Aramburu.
Nuevas lluvias y algunos días de temperaturas un poco más altas, seguirían ayudando a los verdeos a rebrotar, dándole otro empujón a la oferta.
Hasta el pasado 11 de julio, la faena de bovinos es 2% superior a igual período de 2014. Se mataron 1.191.494 bovinos, con equilibrio entre vaca y novillo.

Rurales EL PAIS