Expo Prado

En Corriedale PO volvió a ganar carnero de Tedesco

Reservado de La Lucha. Gran Campeona fue de Normey.

Festejo. La familia Tedesco volvió a celebrar en la Expo Prado con un Gran Campeón como en 2016. Foto Ariel Colmegna.

La cabaña “Don Alfredo” de Alejandro y María Soledad Tedesco se adjudicó el Gran Campeón Corriedale Puro de Origen, reafirmando el camino del éxito emprendido el año pasado, cuando también se había llevado el máximo lauro en pedigree.

En el marco de una pista que refleja lo mejor del Corriedale mundial, bajo la calificación de Álvaro Capurro y el brasileño Edemundo Ferreira Gressier, ganó el carnero de Tedesco que ya había sido Gran Campeón en la muestra de la raza en Paso de los Toros.

“Lo usé en la cabaña y lo guardé para la Expo Prado. Es hijo del Gran Campeón (1718) de 2012 expuesto por Cabaña Monzón Chico de Sáenz, que fue precio récord en el Prado y se pagó US$ 42.000”, explicó Alejandro Tedesco en medio de la alegría y mientras era saludado por una legión de criadores. “El padre del Gran Campeón lo compramos con una barra de 8 amigos en 2012 y lo disputamos con criadores de Brasil. Ese carnero murió y nos está dejando estos hijos”, recordó Tedesco.

A su vez, el Reservado Gran Campeón fue expuesto por Cabaña “La Lucha” de Echeverría. ”Es hijo de un carnero de cabaña “Santa Dorotea”, con muy buena estructura, cara destapada, con mucha carne y buena finura”, mencionó a El País Germán Echeverría.

La Gran Campeona PO fue para la cabaña “Don Aniceto” de Rafael Normey García Pintos (Firtec SRL) que debutó en la Expo Prado. Si bien sus integrantes vienen de una familia que hizo y hace historia dentro del Corriedale y la ovinocultura uruguaya, nunca esperaron -más allá de su pasión- que fueran a obtener el premio.

“Es una cordera diente de leche (1 año) que está parida con mellizos y a su vez es muy buena en cuanto a carne y lana!”, dijo Rafael Normey García Pintos.

Esa cordera es hija de un carnero de la Cabaña “El Piramidal” de Gambetta, sobre una madre de la cabaña.

El criador “agradeció mucho a “Salvito” y “Bocha” García Pintos por la gran ayuda”, y por aportar su gran experiencia a los nuevos criadores que muestran la pasión por la oveja de generación en generación.

La Reservada Gran Campeona fue de La Lucha, una oveja excelente que es hija del 6721 que fue Gran Campeón Prado en 2001, un carnero muy bueno y destacado.

Datos. El jurado se apoyó mucho en los datos objetivos y tuvo mucho trabajo para ordenar las filas de carneros, en el marco de una calificación que se hizo bajo techo debido a las dificultades climáticas. Las condiciones de la jura alargaron bastante el trabajo del jurado.

Hoy, a partir de la mañana, continúan su trabajo primero con la calificación de las hembras de pedigree, para continuar posteriormente con los machos pedigree sobre el final de la tarde.

Mientras tanto, Cabaña “San Gerardo” de Gerardo García Pintos se adjudicó el Mejor Vellón Corriedale con uno de sus ejemplares. En pedigree hay un carnero expuesto por Monzón Chico de Sáenz que pesa 183 kilos y marca el peso récord para todos los ovinos que hayan pisado el Prado.

Rurales EL PAIS