Zafra de ovinos

Corriedale de “La Lucha” de la flía. Echeverría hizo US$ 493 de promedio

En la cabaña, en San Salvador, Soriano, remataron escritorios Coco Morales y Otto Fernández. Dispersión del 100% de vientres y del 85% de borregos y carneros.

Pablo D. Mestre.

Como les gusta y lo disfrutan los integrantes de la familia Echeverría, ya con la cuarta generación a la vuelta, recibieron en su casa a un buen número de criadores de distintas zonas del país, tradicionales y nuevos, para ofrecerles la producción anual de sus reconocidos Corriedale.

Así, con negocios a cargo de escritorios Coco Morales y Otto Fernández se logró la dispersión del 100% de los vientres, a gran ritmo, y el 85% de los carneros y borregos, con estos promedios en dólares: carneros plantel: 1.122 (máximo 2.000), carneros campo: 403 (720); borregas MO: 114 (130); borregas PI: 124 (150); ovejas MO: 114 (160); ovejas PI: 101(110).

La oferta se dispersó a Rivera, Cerro Largo, Tacuarembó, Soriano y Canelones. “Fue bueno comprobar que estuvimos rodeados de muchos amigos de años, así como de gente nueva que está iniciándose en la cría del lanar y confiaron en nuestra genética. Eso estimula, es todo un aliciente para quienes sentimos pasión por el rubro ovino que se siga integrando gente proyectando a la oveja en el futuro”, señaló Ruben Echeverría Núñez.

Rurales EL PAIS