Rurales El Suplemento

Reposición: Momento de decisión productiva

El aumento de los pesos de destete en los esquemas criadores,
¿es válido para aumentar los ingresos por terneros? En vacas de invernada ¿cuál es la mejor época del año para vender?

Consultora Apeo.

[email protected]

Es un momento donde se procesan muchas decisiones en los sistemas productivos en torno a la venta de la producción que se generan a lo largo del año. En este mismo momento los sistemas de recría e invernada terminan de afinar sus planes de inversión forrajera y, por lo tanto, sus necesidades de compra de lo que será la recría e invernada en 2019. Hoy vamos analizar algunos elementos asociados a los precios de la reposición, centrándonos en el comportamiento de las categorías de terneros y vacas de invernada, tomando información publicada por los remates por pantallas que se han realizado en los últimos tres años.

Terneros.
En la oferta de terneros hay una estacionalidad marcada, en los meses de marzo, abril y mayo se concentran casi el 50% de la oferta de las pantallas. Se observa que, conforme transcurre el año, el peso de los terneros aumenta, pasando de un peso promedio en la zafra de 167 kg/cabeza a un peso de 183 kg/cabeza para los meses de agosto, setiembre y octubre. En cuanto a la evolución del precio por kilogramo, existe una tendencia a bajar en la medida que son más pesados. El comportamiento de estas variables (peso por cabeza y valor del kg) se sintetizan en el gráfico que muestra la evolución del valor al “bulto”, en donde vemos que aumenta unos 50 US$/cabeza desde la zafra a los meses de mayor valor.

 

El aumento de los pesos de destete en los esquemas criadores, es una de las variables que siempre está en discusión como una vía para aumentar los ingresos. Es por ello que hacemos un análisis particular sobre cómo ha sido el comportamiento de los precios por rango de peso de los terneros.

En la figura adjunta se muestra como se ha comportado la venta de terneros en las pantallas por rango de peso.

La mayor cantidad de lotes son vendidos en un rango de peso que va desde 150 a 180 kg/cabeza. Y en la medida que el peso de los terneros aumenta su precio baja. Para rangos de pesos superiores a los 300 kg los precios dejan de bajar. Esto se debe a que en los rangos de pesos superiores a los 300 kg, comienza a ser atractivo para otros negocios como, por ejemplo, el ingreso a los corrales de cuota 481.

Analizando la evolución del valor por cabeza, suben en la medida que aumentamos el peso de esta categoría. Se debe a que el porcentaje de reducción del precio del terneros por aumento de peso, es más que compensado por el cambio de peso de los mismos.
Con esta información se puede evaluar como es el negocio por meterle kilogramos a los terneros. En otro gráfico se muestra la evolución del valor del kg producido que hay en los diferentes niveles de peso.

Existe una tendencia que cuando nos movemos a mayores rangos de pesos, el valor del kg producido, por pasar de un estrato de peso a otro superior, baja hasta estabilizarse en 1,30 US$/kg. Considerando que el valor del kg producido marca el máximo costo que puedo tener para producir un kg de carne, deberé tener la precaución de generar esos kilogramos con un costo menor a esta referencia.

Vacas de invernada
La vaca tiene una alta estacionalidad, concentrando el 60% de la oferta en el primer semestre del año. En la salida del verano los pesos de las vacas de invernada se ubican en el entorno de los 400 kg por cabeza. Dada la alta oferta de estos meses, previos a que se instale el invierno, es cuando se producen los menores precios por kilogramo. En la medida que entra el invierno el peso de las vacas baja, al mismo tiempo hay alternativas forrajeras que empiezan a ofrecer pasto, como son los verdeos y los puentes verdes que se utilicen a tales efectos, y el precio sube hasta llegar a picos de setiembre – octubre en donde coincide una baja oferta de vacas de invernada y una mayor demanda por la llegada de la primavera.

El valor por cabeza en zafra (marzo, abril y mayo) se ubica en promedio en 483 US$/cabeza, mientras que en plena primavera (octubre, noviembre y diciembre) lo hace en 516 US$/cabeza. En muchos sistemas la discusión está presente: ¿vendo vacas pesadas en zafra con un menor valor por kg o asumo perder un punto en la condición corporal para vender con altos precios?

Realizar esta estrategia permite “ganar” 33 US$/cabeza. El costo de esta estrategia es retener en el invierno las vacas de invernada en el campo y por lo tanto, dado que es la época de mayor escasez de pasto, podría resentir el comportamiento de otras categorías relevantes en el sistema productivo, como lo son la recría de terneras o la condición corporal de los vientres preñados.

La ganancia de esta estrategia de retención de vacas de invernada en un rodeo de 100 vacas entoradas se iguala obteniendo 3 terneros/as más o con una ganancia individual adicional de 190 gr/cabezas/día en las terneras de reposición.

Para nada quiere decir que en los esquemas de cría la vaca no sea importante, lo seguirá siendo: será más de la mitad de los kg producidos y de los dólares que ingresen por ventas. Por tanto, todas las estrategias empresariales que llevan a valorizar lo máximo posible esta categoría, será clave en la determinación del resultado.