Rurales El Suplemento

Ariel Bejérez: “La fortaleza de GTM es escuchar a los productores”

El Coordinador General de Ganadería Tres Millones dijo que, tras diez años en el mercado, “seguimos siendo una herramienta válida para los productores en la toma de decisiones de compra de ganado, insumos o planificación anual”.

Ariel Bejérez, coordinador general de Ganadería Tres Millones. Foto: El País.

Pablo D. Mestre  | [email protected]

– Se aproxima una nueva zafra de terneros, una instancia clave para la ganadería, ¿qué tiene previsto Ganadería Tres Millones?

– Será la décima zafra de terneros desde la creación de Ganadería Tres Millones (GTM). En ese sentido, estamos convencidos que seguimos siendo una herramienta válida para los productores a la hora de tomar sus decisiones de compra de ganado, insumos o planificación anual. Somos una herramienta financiera que influye mucho en el flujo de fondos de las empresas agropecuarias, dado que muchas veces éstas deben hacer la inversión en determinado momento y el retorno recién será en un plazo de seis, ocho o doce meses, pero la inversión tiene que ser ahora. Entonces, GTM activa el activo ganado como garantía de financiamiento y el mismo ganado es garantía de su propia tecnología de producción, en el caso de la siembra de pasturas, compra de insumos o de ganado. Por tanto, el mismo ganado va a respaldar la propia compra y se va a auto pagar el día que se venda como novillo de sobreaño, novillo gordo o ternero para la exportación.

– O sea, el productor tiene la opción de realizar varias acciones para operar…

– Sí, una fortaleza de GTM es que el productor es absolutamente libre en el manejo del ganado, desde la nutrición, la sanidad y su venta. Es tan libre que el fideicomiso no obliga la venta del mismo ganado, sino que el productor con otro ganado o fondos propios, que puede ser la venta de soja por ejemplo, puede cancelar el crédito y levantar la garantía que había dejado para tomar el adelanto. El productor tiene el máximo grado de libertad en lo que hace al manejo del ganado.

– Y con el crédito también puede comprar carneros, por ejemplo…

– Sí, puede comprar ovinos, pero la única condición es que se pongan vacunos en garantía por un tema de trazabilidad.

– ¿Qué exigencias tiene GTM?

– En GTM tenemos clientes que operan desde que se comenzó, hace diez años, y se ha ido mejorando el producto para que sea más ágil y sencillo. El contrato del fideicomiso es a un año de plazo y la forma de operar es la siguiente: pretendemos que el productor no tenga que ir más al banco a firmar órdenes o hacer un trámite, que pueda hacer todo a la distancia desde su celular o computadora, y después envía los papeles en sobre a las oficinas de GTM o a las sucursales del Banco Santander. El trámite es muy sencillo, se exige la guía del ganado que va a poner en garantía, la última declaración jurada de Dicose y los documentos del programa que son tres: el A que es la inscripción, el B es el documento de fideicomiso que establece que el productor se compromete a que el ganado en garantía el día que se venda lo haga con la guía de GTM, se cobra el crédito y lo que resta es para el productor; y el anexo C que equivale al vale.

– Para acceder a un crédito de GTM, ¿se debe tener experiencia como cliente de Banco Santander?

– Se puede ser cliente en el mismo momento que solicita el crédito de Ganadería Tres Millones. Cuando la persona se inscribe lo único que debe hacer después es pasar por una sucursal de Banco Santander para abrir la caja de ahorro y firmar un par de documentos. Así ya queda inscripto y con una cuenta. Con esos documentos y la guía del ganado se tiene toda la documentación necesaria.

– ¿En cuánto tiempo se puede acceder al crédito?

– Es un crédito que funciona muy rápido. Quizás la primera vez que lo vas a tomar puede demorar un poco más, pero entre siete y diez días el productor ya contaría con la línea de crédito aprobada.

– Una vez aprobado el crédito, ¿cómo es la operativa del negocio?

– Hay varias opciones, en el caso de la compra del ganado el productor le puede decir a GTM que le pague directamente al proveedor del ganado, o sino se deposita al propio productor y éste decide qué hacer con los fondos. Lo mismo sucede con la compra de insumos. Hasta en los pagos intentamos que exista el máximo grado de libertad y que el productor resuelva cómo va a manejar los fondos dentro de las opciones que ofrece Ganadería Tres Millones.

– ¿Difieren las exigencias según el monto que el productor tome?

– Hasta los US$ 70.000 la información bancaria que se solicita es la mínima, por encima de ese monto se requiere otra información. En ese sentido sugerimos al productos que pase por la sucursal que eligió para solicitar la línea de crédito, dado que la exigencia es un tema netamente bancario. En Banco Santander le van a informar qué papeles debe presentar para operar por más de US$ 70.000. Pero por menos de ese dinero solo se requiere la guía y una mínima información para que el crédito quede autorizado.

– ¿Cómo evalúa los años de GTM en el mercado?

– Al cumplir diez años el balance ha sido muy positivo, el crecimiento es continuo. GTM empezó solamente con la financiación de insumos y después sumó el ganado. La tasa de crecimiento ha sido sostenida en prácticamente un 20% anual. Hoy en día es el Dicose más grande del Uruguay, si todos los meses sacamos una foto hay cerca de 180.000 cabezas distribuidas en todos los departamentos con más de 800 productores activos. Un punto muy importante es que la morosidad tiende a cero, es un valor agregado que le vemos a la herramienta que significa que funciona muy bien. También queda demostrado que el productor la aprendió a manejar, porque es un contrato anual que el productor cancela y lo vuelve a tomar. Entonces, el productor lo supo introducir dentro de todas las herramientas financieras que tiene la empresa y la ha sabido utilizar en el momento de realizar la inversión. Está claro que GTM se ha incorporado bien al mix de herramientas financieras con las que cuenta el productor, sin desplazar a otras.

– ¿GTM ha realizado convenios con instituciones?

– Sí, a finales del año pasado logramos un convenio que nos interesaba mucho y está funcionando muy bien. Es con Fucrea, donde los productores pueden acceder a GTM con una tasa de interés preferencial. Realmente funciona bien porque hay más de 25 productores utilizando la herramienta desde octubre del año pasado a la fecha.

– En épocas de “vacas gordas” o de “vacas flacas”, ¿hay diferencias en el uso de la herramienta?

– No lo puedo decir con números objetivos, pero en los diez años de GTM vemos un crecimiento constante. En años que los números no están buenos ha sido una herramienta fundamental para aumentar la producción, y en años buenos ha sido para potenciar la producción. Sea en mejores o peores momentos, el productor ha sabido utilizar el crédito de GTM para diferentes objetivos. Quizás en momentos que los números son más apretados, es la herramienta que viabiliza determinadas tecnologías que llevan a aumentar la generación de riquezas de las empresas, porque es imprescindible que el número de cada establecimiento siga siendo positivo. Y cuando el momento es bueno, ya sea por un contexto de mercado o climático, es fundamental maximizar ganancias.

– ¿Habrá novedades festejando los 10 años de GTM?

– Siempre se está pensando en cambios que permitan aggiornar la herramienta. Si pensamos en lo que han sido los diez años, no hay dudas que se ha venido actualizando en función de las solicitudes de los productores. Todos los cambios trascendentes de GTM han sido por escuchar al productor y pensamos seguir así. En 2020 habrá novedades importantes para el producto que en su momento se anunciarán. Desde Banco Santander las directivas son claras, debe ser una herramienta que se adapte a las necesidades del ganadero y no tanto que el productor se adapte a las reglas de GTM. Es la mejor forma para que cada uno lo pueda utilizar a su comodidad, ya que cada unidad productiva es un mundo diferente. Si bien no podemos hacer una herramienta para cada productor, si queremos ofrecer una abanico grande de posibilidades para mejorar o maximizar ganancias, dependiendo del momento.