Remates

A dos minutos por lote, Indarte y Cía. vendió toda la maquinaria

Pese al diluvio, mucha gente, de todo el país, asistió a la liquidación

 

Pablo D. Mestre.

En la previa se anunciaba una oferta fuera de serie. Los lotes que integraban la liquidación de la maquinaria agrícola del establecimiento “El Caranday” de la familia Griffin, no sólo eran recomendados por calidad sino, especialmente, por el cuidado en el uso de los mismos.

Y esto lo supo leer el mercado, atento siempre a las oportunidades que se les brinda.

Por ello, a pesar del temporal de lluvia y frío que se registró en la cercanía de Quebracho, con 90 mm. cayendo sin cesar, escritorio Indarte y Cía concretó en forma exitosa la dispersión de la totalidad de los lotes de la maquinaria, herramientas y vehículos del establecimiento a tal ritmo que, en promedio, demandaron sólo 2 minutos por cada lote para comercializarlo (en la previa se calculaban 5 por lote).

La inestabilidad del tiempo no impidió que un impresionante marco de público (más de medio millar de personas) llegara, desde todo el país, al establecimiento donde se armó la maquinaria a lo largo de dos aleros para que la gente estuviera cómoda para operar.

Se registraron ventas totales que, además, superaron las expectativas de los vendedores en cuanto a los valores recibidos. “Es bueno que haya sido así por la calidad y estado de lo lotes ofertados”, afirmó el Ing. Agr. Fernando Indarte Gianoni.

El director de la firma rematadora dijo que “fue un remate que reunió a “productores de todo el país, que llegaron a esta localidad del departamento de Paysandú atraídos por la calidad, conservación y buen uso de las herramientas, lo que indudablemente ayudó mucho en este remate”.

Entre los precios destacados de la subasta, sobresale una rotativa John Deere vendida en US$ 17.000; tractor John Deere 7815 US$ 64.000; tractor John Deere 6130 US$ 45.000; tractor John Deere 620 US$ 38.500; tractor John Deere 3650 US$ 29.000; y dos sembradoras John Deere 750, una se vendió en US$ 17.500 y la otra en US$ 17.000.

Además, se comercializó un Cultivador US$ 14.500; una camioneta Toyota Hilux doble cabina 4×4 en US$ 33.500; tolva Cestari US$ 20.500; míxer Mary US$ 15.000; y Chevrolet D20 del año 1996 en US$ 12.200.

Tras la jornada, bajo lluvia y sobre el barro que quedó, el Ing. Fernando Indarte reiteró su conformidad y agradecimiento. “Quedamos conformes todos los integrantes de la firma pues nos jugamos a hacer el remate pese a las advertencias, luego confirmadas, de mal tiempo y realmente salió muy bien”. En ese sentido, el director de Indarte y Cía. dijo que “sin dudas además gratifica que el mercado premie asistiendo, pujando y pagando valores buenos por un conjunto de lotes de maquinaria que lo valían por calidad y especialmente por el estado que presentaban”.

Y finalmente, Fernando Indarte agradeció “a los integrantes de la familia Griffin que confiaron en nuestra firma para este tan importante remate”.