Región

El consumo de carne de Brasil en 2021 será el más bajo en 25 años

Los brasileños consumirán la menor cantidad de carne por persona en 25 años este año, según estima la Compañía Nacional brasileña de Abastecimiento (Conab)

Según la agencia, el escenario de crisis de los últimos años -con la recesión de 2014 a 2016, la lenta recuperación de 2017 a 2019 y la nueva crisis provocada por la covid-19 desde el año pasado- ha venido reduciendo el consumo total de carne (ternera, cerdo y pollo) desde 2014.

A partir de 2013, cuando alcanzó los 96,7 kilos por persona y año, el pico de la serie histórica comenzó en 1996, hubo seis años consecutivos de caída. Este año, el consumo total debería estar un 5,3% por debajo del pico. El menor consumo está directamente relacionado con el precio. El aumento de la producción de mataderos orientados a la exportación, en un escenario de precios internacionales ya elevados, también encarece la carne en el mercado interno. La inflación del producto está en 35,7% acumulado en 12 meses, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Pese a la caída del consumo, el director de Política e Información Agropecuaria de la Conab, Sergio De Zen, dijo que el consumo general del brasileño se mantiene al nivel de varios países, incluidos los desarrollados.

Según una encuesta de la Conab, la demanda anual de carne en la Unión Europea fue de 89,3 kilos por habitante como media de los últimos cinco años. En Australia, fue de 101,2 kilos; en Estados Unidos, 116,8 kilos. “Brasil está comiendo menos carne de vacuno, se ha reducido mucho, pero ha aumentado el consumo de pollo y de cerdo. El consumo global ha caído muy poco”, dijo De Zen.

Con menores ingresos, las familias compran menos carne en general y reemplazan las más caras, en general, la carne de vacuno, por otras más baratas, como el pollo. La caída en el consumo de cortes de carne se está sustituyendo por diferentes tipos de proteínas en la canasta brasileña.

Fuente: beefpoint.com.br