Publicidad

La rueda sigue girando por encima de los palos...

Desde Rurales El País aportamos más de mil páginas en el año, dedicadas exclusivamente al sector más influyente de la economía nacional. Incluyendo los 52 suplementos con 676 páginas de domingo. Eso refleja la importancia del sector

Pablo Mestre
Pablo D. Mestre.
Si vuelvo a nacer, intentaría ser, simplemente, un poco mejor… Se fue un año, un gran maestro, uno más que me enseñó… Que se fue y ya no vuelve y que valió si se aprendió…

La mágica pluma del “rock star” compatriota Miguel Bestard Caimi fue inspiración para este balance del 2021. Un año que volvió a dejar en claro, por si hiciera falta, lo determinante que es el sector agropecuario para el Uruguay. Pero, como bien dice la letra de ese himno musical, sólo valió si realmente se aprendió…

Lamentablemente, pareciera que esto no es moneda corriente en algunos sectores que, con la mira puesta en su ombligo, no aprenden que lo relevante es el bien común y los intereses nacionales, más allá de las conveniencias político partidarias, muchas veces disfrazadas de defensa sindical.

De ahí la pregunta: ¿realmente se aprendió? Pareciera que no, si uno observa esta cadena de paros perlados que se vienen dando al final del año. Comenzó con el inentendible reclamo sindical en la industria frigorífica, donde los mismos actores reconocían que “no era por salario” y que independientemente lo que les dieran “no era momento de acordar”. Después, fue en la planta de Ancap generando pérdidas millonarias, también en el puerto trancando la puerta de entrada y salida de divisas al país... Y más... Por eso es dudoso creer que se aprendió desde algunos sectores.

El año comenzó con el hecho que todos aumentamos nuestra expectativa de vencer a ese “enemigo invisible”, que vino en forma de virus, con la llegada de las benditas vacunas. El gobierno cumplió, pese al deseo de algunos, tapándoles las boca. No sólo llegaron en el tiempo previsto, sino que Uruguay se convirtió en ejemplo mundial en cuanto a gente inoculada. Pero, lo que parecía casi una lógica humana, también tuvo detractores… aunque Ud. no lo crea… Demostrando que hay gente que no aprendió con las pérdidas humanas y económicas que causó el Covid en todo el mundo. Lo que podría ser un disfrute por tener inmunizado a un alto porcentaje de la población, abrió una grieta y los “no vacunados” comenzaron a complicar la cosa hacia fines del año… Lo dijeron, entre muchos, desde Rafael Radi, hasta Joe Biden y Brian May (Queen): “la única salida pasa por las vacunas…”. Pero en este tema, pareciera que también hay gente que se niega a aprender…

En ese marco, el sector agropecuario “hizo sus deberes”. Los indicadores del 2021 marcan que se cierra un año “para encuadrar” a nivel productivo, industrial y en comercio exterior.

Si hablamos de cifras, en la agricultura, la soja pasó los 500 dólares, el trigo, logró casi 5.400 kg./há. y los cultivadores de arroz tuvieron un año “soñado”. También explotó la canola con gran crecimiento productivo, de valores y de rendimiento. La importancia de la agricultura se reflejó además este año por el hecho que los lanzamientos de las cosechas de arroz y trigo contaron con la presencia del presidente de la República y diversas autoridades de gobierno que reiteraron su compromiso con el sector.

Y la ganadería no le fue en zaga. Cerró un año espectacular para la exportación de carnes, cotizando encima de los US$ 5.000 la tonelada (prácticamente 1.000 más que un año atrás), el volumen total de carnes, significó el 25% de las exportaciones globales del país. La faena de vacunos creció más de 30%, ubicándose en torno a los 2,6 millones de cabezas, en donde se registrará la mayor cantidad de animales de corral, con unas 350 mil cabezas. Esto se reflejó en el valor de los ganados gordos que hicieron moneda corriente encima de los 4 dólares, llegando incluso muy próximo a los cinco en algún mes y estabilizándose en el valor de hoy, en torno a 4,40.

También creció la faena de ovinos, que cerrará el año próximo a los 1,4 millones de cabezas y la de aves con una suba del 10%.

Si se habla de exportación de ganado en pie, pese a que bajó la demanda de Turquía, va a estar en más de 200 mil cabezas comercializadas, donde además de ganados para consumo, se ha incrementado la venta de genética de las principales razas criadas en el país. Y por hablar de genética, en los últimos días, nuevamente reproductores Angus uruguayos fueron distinguidos como los mejores del mundo.

En materia de inserción internacional, el año estuvo movido por la posición de Uruguay de trascender el Mercosur y llegar a acuerdos de libre comercio en forma directa, primero se habló con China y en estas horas de Turquía, lo que ha sido apoyado desde el sector agropecuario que hace décadas reclama por la baja de aranceles. También en este tema, que debería ser de consenso nacional, hubo críticas.

Además, el gobierno tuvo “palos”, nunca tan bien dicho, “desde adentro”, con la reciente brecha generada por el tema de la Ley forestal propuesta por Cabildo Abierto y aprobada en el Parlamento. Prácticamente todo el sector productivo e industrial vinculado al rubro apoyó Lacalle Pou que actuó de manera rápida y contundente ejerciendo su derecho al veto, provocando la primera “espina” en la Coalición, pero fortaleciendo la imagen del presidente en el sector.

En lo interno, hoy estamos presentando el Suplemento número 52 de este año. Fueron 676 páginas, a un promedio de 13 por domingo. Y si sumamos los días entre semana, superan las mil páginas exclusivamente destinadas al sector más influyente de la economía nacional. En un año especial que desde Rurales El País volvimos a apostar, basados en un gran equipo de periodistas y columnistas, con un cambio de imagen y una renovada página web.

Nuestra apuesta es también reflejo directo de la importancia de un sector que, pese a las trabas que muchas veces las “liga de rebote” porque van orientados a esa “grieta” político partidaria, no para, invierte, interesa y que tiene quien le escriba... Porque esa rueda continúa girando sin detenerse… así sea por arriba de los palos…

El dólar se está fortaleciendo a nivel global y eso incide en las finanzas y precios internacionales. Pero los mercados de productos agropecuarios tienen sus propios fundamentos de oferta y demanda, y los agronegocios uruguayos han tenido profundos avances en productividad
Transitamos un momento del mercado donde los precios de la hacienda están en un proceso de reacomodamiento
Más allá de la raza que preferimos criar o del cruzamiento que queremos hacer, elegir bien por nuestros toros paga. Usemos la genética y los datos para seguir el proceso de más vacas, más toros y mejores terneros...”
Lo bueno de la ganadería es que se puede mirar lejos. Una decisión de hoy impacta en la oferta de tres años. Por eso, las señales de intensificación deberán llegar de forma más generalizada a la cría, el eslabón más complejo
Mercedes Gómez | Socia del estudio Nopitsch & Asoc. | [email protected]
Las cadenas agroindustriales responden por 21% del PBI del país, según un estudio reciente de Exante, presentado en la reciente Expo Prado. El agro no es el único sector de la economía, pero es tan importante como dinámico.
El mejor Prado en años, tuvo un punto opaco. La nula presencia de figuras del Frente Amplio el día de clausura. Algo agravado por una polémica sobre la invitación a Fernando Pereira (al parecersí, fue invitado), y hasta una campañita en redes apoyada por algún legislador opositor llamando a no visitar la Expo. ¿Por qué se dan estas cosas en momentos en que el agro es la locomotora que lidera la recuperación económica post pandemia?
Son 54 años de identificación y compromiso con un sector decisivo y vital de la economía de Uruguay. Un sector pujante y vigoroso que provee a la humanidad de carne de la más alta calidad surgida de la producción totalmente natural, que es valorada por los mercados más exigentes del mundo, así como diversos cultivos -de la soja al arroz- que encuentran gran demanda en diversidad de naciones. El 31 de mayo de 1968, El País estableció las bases de su Sección Agropecuaria, que se tradujo en páginas en sus ediciones cotidianas y un suplemento que reflejaron las opiniones, inquietudes, problemas y soluciones de los hombres y mujeres que son protagonistas, desde el amanecer de cada jornada, de la actividad agropecuaria, una labor que no admite pausa porque los tambos deben remitir todos los días la leche a las plantas elaboradoras, debe atenderse la alimentación y otros aspectos del ganado en los campos y cuidar los cultivos que siempre están sometidos al azar de las condiciones climáticas.
La gran cosecha de soja de este año impulsó con fuerza el PBI de la economía en el segundo trimestre, al tiempo que se sembró la mayor área de cultivos de invierno en décadas. Sembradoras y cosechadoras están a la cabeza del tren de la economía
Es un desafío importante, que el contacto entre el campo y la cuidad no sea solo durante la rural del Prado, debe ser todos los días pensando que sin dudas si al campo le va bien al país le va bien
Hay señales claras de retracción en el mercado chino -principal para la carne vacuna- pero la producción ganadera está fortalecida y se expresa con claridad en la Expo PRADO. Se suman inversiones para seguir creciendo, aún con precios menores
Es conveniente instrumentar la explotación a través de una SAS o SRL para poder aprovechar la exoneración de impuestos por las utilidades y la opción del Imeba, siempre que la superficie explotada y nivel de ingresos lo permita

Publicidad

Publicidad