Publicidad

Condiciones para optar por IMEBA como definitivo

Contribuyentes que hayan superado el tope para liquidar Imeba, si no es algo circunstancial, deberían analizar la posibilidad de liquidar Irae ficto, recuperar el IVA y pensar en la posibilidad de presentar Proyectos de Inversión

Mercedes Gómez.jpeg
Estudio Nopitsch &amp; Asoc.<br/><br/>

Mercedes Gómez | Socia del estudio Nopitsch & Asoc. | [email protected]

Considerando los altos valores de los bienes agropecuarios, en esta oportunidad queremos repasar las condiciones para optar por IMEBA como impuesto definitivo, así como las posibilidades que tiene el contribuyente en caso de no poder optar por este impuesto. Recordemos que la opción por IMEBA está delimitada para ciertas formas jurídicas, para explotaciones realizadas en una superficie menor a 1.250 coneat 100 y para quienes han obtenido en el ejercicio anterior ingresos derivados de la venta de bienes agropecuarios menores a UI 2.000.000 (US$ 250.000 aproximadamente a valores de junio del 2022).

En relación a la limitación según forma jurídica, no podrán optar por IMEBA, debiendo liquidar en forma obligatoria el IRAE Real: las S.A., los Establecimientos Permanentes de empresas del exterior, los Entes Autónomos y Servicios Descentralizados del Estado, los Fondos de inversión cerrados de crédito y los Fideicomisos.

Nos proponemos comentar las alternativas a manejar cuando el contribuyente no puede liquidar IMEBA el ejercicio siguiente por superar el tope de ingresos mencionado.

Cuando supera límite de ingresos

Lo primero que nos interesa remarcar es que para analizar si se supera el tope mencionado, se deben considerar exclusivamente los ingresos del año anterior por la venta de bienes agropecuarios (ganado, granos, etc); no se consideran a estos efectos los ingresos provenientes de la venta de maquinaria, terrenos, entre otros que pudiera tener la explotación.

Ahora bien, si el contribuyente no puede continuar en IMEBA por superar este tope, entonces debe analizar si puede liquidar IRAE en forma ficta o si debe obligatoriamente liquidarlo de forma real.

En relación a este punto, deberán liquidar IRAE Real en forma obligatoria, quienes en el ejercicio anterior hayan tenido ingresos superiores a las UI 4.000.000 (aproximadamente US$ 500.000). A efectos de este tope se consideran todos los ingresos obtenidos por la explotación, sin importar el tipo de renta que los genere.

Para evaluar la mejor opción, un punto muy importante a analizar es si el hecho de haber superado los 2 millones de UI fue excepcional por el ejercicio anterior o si se proyecta una situación similar para años siguientes. Si fuera el primer caso, sería recomendable considerar la opción “IRAE Preceptivo” en la Declaración Jurada Anual de IRAE (formulario 1006), lo cual la obliga a liquidar IRAE solamente al año siguiente de superar el tope, pero está libre al otro año de volver al IMEBA.

Por el contrario, si la empresa entiende que este nivel de ingresos se va a mantener debería de evaluar, en caso de tener ingresos entre 2 y 4 millones de UI, la opción de IRAE Ficto o real.

Si el contribuyente opta por liquidar el IRAE, deberá continuarse liquidando este impuesto por al menos tres ejercicios.

IRAE Real, IRAE ficto frente a IMEBA

Es importante mencionar algunas ventajas de esta opción frente al IMEBA: el contribuyente de IRAE, Real o Ficto, va a poder descontar el IVA compras asociado a sus ventas con IVA en suspenso, es decir venta de bienes agropecuarios en estado natural. A su vez, el contribuyente de IRAE puede acceder al Régimen de Promoción de Inversiones. Por último, van a poder tomar como pago a cuenta del IRAE el IMEBA que hubieran pagado o que les hubieran retenido.

IRAE Real y ficto.

En grandes líneas podemos decir que la liquidación del IRAE real implica la aplicación de la tasa del 25% sobre el resultado fiscal (ingresos menos gastos). Se debe tener en cuenta que el resultado fiscal muchas veces difiere significativamente del contable, debido a la renta bruta de semovientes, los resultados por diferencias de cambio, diferencias en los criterios de valuación de activos, restricciones o deducciones incrementales de determinados gastos, por citar algunos ejemplos.

En relación al IRAE ficto se determina en función de los ingresos, de acuerdo a cada tipo de renta; Para las Rentas derivadas de la explotación agropecuaria: se aplica a las ventas de cada producto agropecuario la tasa máxima de IMEBA incrementada en un 50%, independientemente de quien sea el adquirente. Para las restantes rentas agropecuarias: se aplicará la tasa del 25% sobre el 36%, es decir se tributa un 9%.

Se podría decir que en general, resulta más conveniente la opción del IRAE ficto frente al IRAE Real.

Resumen: En suma, aquellos contribuyentes que hayan superado el tope previsto para liquidar IMEBA deberán evaluar si se debe a un hecho circunstancial o si la situación se podría mantener. En este último caso, se debería analizar la posibilidad de liquidar IRAE ficto, recuperar el IVA y considerar la posibilidad de presentar Proyectos de Inversión.

A pesar de la falta de agua los rendimientos de invierno son mejores a los esperados. Pero el partido no terminó y el segundo tiempo -cultivos de verano- puede estar complicado si La Niña sigue despierta.
Socia del estudio Nopitsch & Asoc.
Las recientes medidas de flexbilidad tomadas en China podrían ayudar a alterar los sentimientos del mercado y reconstruir la confianza. Habrá que ver qué pasa en las próximas semanas y seguir con atención la evolución.
En tiempos de mercado en baja también es importantes que las relaciones de precios se mantengan dentro de lo razonable entre los eslabones de la cadena cárnica. Hubo dudas, pero los datos parecen alinearse, aunque hay margen para que bajen los precios al público en el mercado local
Es factible que Nueva Zelanda solo pueda cubrir de forma parcial el aumento esperado de la demanda china, por lo que este país debería salir a proveerse desde otras regiones, entre ellas Uruguay
En Israel, más allá de las fuertes discusiones y polémicas que habitualmente genera, hay una cosa que parece clara: existe una capacidad de enfocar y abordar los problemas de una manera más efectiva, con visión estratégica y de largo plazo
El panorama económico global sigue cambiando y con él las condiciones de trabajo para los agronegocios. En el caso del sector cárnico el impacto es notorio, con fortalecimiento del dólar y retracción de la demanda. A eso se agrega el panorama climático, que -si bien ha dado un alivio- sigue preocupando
Las previsiones, teniendo en cuenta que los precios de los granos siguen siendo altos, indicarían que la proteína animal debería mantenerse con cotizaciones atractivas. Pero, como siempre, dependerá de dónde se posicione la demanda
De cara a la presentación y plazo para el pago de la Declaración Jurada del Impuesto al Patrimonio Agropecuario y su sobre tasa que vence el próximo 25 de octubre, nos proponemos repasar el cambio normativo introducido por la Ley 19.924 del 18/12/2020, en relación a la forma de valuar fiscalmente los inmuebles rurales. Antes de adentrarnos en concreto a este cambio normativo sería bueno tener en cuenta ciertas consideraciones:
A la luz del escenario global, el desempeño de la economía uruguaya se destaca en la región e incluso en el mundo. Los problemas de inflación son generales, pero el país tiene fortalezas propias, aunque también cuentas pendientes
Los primeros 10 meses fueron de altísima volatilidad para los precios de los granos. Partimos con precios de 495 llegando a 656 US$/ton para la soja con posteriores bajas de hasta 460 US$/ton. Los que no vendieron la sufrieron en carne y hueso. En el trigo, las subas fueron del 67% y las bajas del 39%, pasando de 282 a 470 US$/ton, y volviendo a recuperar los 347 dólares con los nervios de Rusia y Ucrania. Mientras que en la colza, las subas fueron de 500 a 790 y bajando luego a 480 US$/ton. Algunos supieron aprovechar a vender precio sin grano en este último y están disfrutando de la diferencia. Veamos algunos factores e incógnitas que influyen fuertemente en los precios:
Más allá de la coyuntura, las expectativas del mercado internacional siguen siendo positivas. No se volverá a las referencias del primer semestre, pero, si las cosas evolucionan como su supone lo harán, los valores seguirán por encima de los que eran usuales anteriormente

Publicidad

Publicidad