Publicidad

Atravesamos un “pozo de aire”, pero seguimos en vuelo...

Transitamos un momento del mercado donde los precios de la hacienda están en un proceso de reacomodamiento

Martín Olaverry ok
Martín Olaverry.

Transitamos un momento del mercado donde los precios de la hacienda están en un proceso de reacomodamiento. El novillo, que llegó a cotizar cerca de los 6 dólares, hoy se ubica algo por encima de los US$ 4. Desde China, la información que llega marca un contexto de incertidumbre. Nuevamente el gobierno implementó cuarentenas obligatorias para apoyar su objetivo de Covid cero; por otra parte, el yuan se ha devaluado frente al dólar y Brasil, que tienen precios para el novillo que se ubican por debajo de los 4 dólares, ha exportado volúmenes muy importantes.

Analistas y operadores del mercado han definido a esta realidad del mercado como “un pozo de aire”, algo puntual que se superará en el mediano plazo. China necesita la carne y los costos de producción, sobre todo de los granos, siguen siendo altos.

En la última semana, el valor medio de la tonelada de carne vacuna que exportó Uruguay se ubicó en US$ 5.300 para unas 7 mil toneladas. El precio promedio acumulado de 2022, se ubica en el eje de US$ 5.100, un 25% superior a igual periodo del año pasado.

Si miramos el precio del novillo a esta misma altura de 2021, el valor medio estaba en el eje de US$ 4.50, arrancaba el mes de setiembre en el eje de los US$ 4 en cuarta balanza. Si vemos el valor medio de la tonelada exportada, en septiembre, estaba en el eje de los US$ 4.500.

Analizando la reposición, encontramos que los negocios de largo plazo como el ternero se mantienen con precios estables en el eje de los 3 dólares por kilo en pie, seguramente mucha gente considera que esta situación se superará.

En Valor Agregado de radio Carve entrevistamos hace unos días a Eduardo Urgal, director de Frigorífico Pando, quién aseguró que no se imagina la tonelada de carne vacuna por encima de los US$ 5.000.

Diego Arrospide, presidente de la Asociación de Consignatarios de Ganado, comentó en una entrevista durante Expo Prado que “es razonable pensar US$ 4,50 para el novillo en este escenario de valores de la tonelada de carne exportada”.

Por su parte Jorge Dimu, broker de carnes, señaló que “China está con problemas de covid y con su moneda devaluada”, pero aclaró que “no van a dejar de comer” y que van a seguir comprando. “Es como siempre: va y viene en algún momento se va a destapar”, dijo.

En ese contexto, el Lic. Diego Ponti, analista de Mercados Ganaderos en Az Group de Argentina, hizo referencia a que luego de los valores récord que se alcanzaron en China, “el ajuste de precios es normal” dijo, señalando que “los fundamentos estructurales en el largo plazo son buenísimos”.

Más allá de esta realidad, Uruguay lleva adelante acciones mirando el mediano y largo plazo. Hace unos días terminó la feria de Foodex en Arabia Saudita. Por primera vez Uruguay participa en una feria de estas características en este destino en un esfuerzo conjunto INAC y la Embajada uruguaya en Arabia.

Urgal comentó que es un mercado que “sin dudas va a ir de menos a más” y ocupar un destino bien interesante para las carnes uruguayas de alta calidad y, en particular, las terminadas a grano.

Los países árabes y de Arabia Saudita en particular han sido tradicionales importadores de carne de Sudamérica y lo siguen siendo, pero van afinando dado que suben su estándar de demanda.

En los próximos días, el presidente Lacalle Pou encabezará una delegación que viajará a Japón, un mercado al que Uruguay le ha exportado en lo que va del año algo más de 6 mil toneladas. El arancel para la venta de carne es de un 38% y se buscará trabajar sobre ese punto y avanzar en la habilitación para exportar lengua. Este producto tiene una valorización muy importante en este destino.

El secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, comentó en Valor Agregado que el gobierno tiene voluntad de abrir nuevos mercados y que Turquía “es un claro ejemplo de ello”, mencionando la necesidad de trabajar sobre los aranceles que mantiene con este país.

“Hay otras líneas de trabajo sobre la mesa, como el sudeste asiático. La voluntad del gobierno es abrir mercados”, aseguró el jerarca del gobierno.

La caída del dólar y la preocupación por la concentración en la industria frigorífica han estado en el centro de la discusión en el ámbito de los agronegocios estos días. Y si bien son temas independientes, están relacionados.
A pesar de la falta de agua los rendimientos de invierno son mejores a los esperados. Pero el partido no terminó y el segundo tiempo -cultivos de verano- puede estar complicado si La Niña sigue despierta.
Socia del estudio Nopitsch & Asoc.
Las recientes medidas de flexbilidad tomadas en China podrían ayudar a alterar los sentimientos del mercado y reconstruir la confianza. Habrá que ver qué pasa en las próximas semanas y seguir con atención la evolución.
En tiempos de mercado en baja también es importantes que las relaciones de precios se mantengan dentro de lo razonable entre los eslabones de la cadena cárnica. Hubo dudas, pero los datos parecen alinearse, aunque hay margen para que bajen los precios al público en el mercado local
Es factible que Nueva Zelanda solo pueda cubrir de forma parcial el aumento esperado de la demanda china, por lo que este país debería salir a proveerse desde otras regiones, entre ellas Uruguay
En Israel, más allá de las fuertes discusiones y polémicas que habitualmente genera, hay una cosa que parece clara: existe una capacidad de enfocar y abordar los problemas de una manera más efectiva, con visión estratégica y de largo plazo
El panorama económico global sigue cambiando y con él las condiciones de trabajo para los agronegocios. En el caso del sector cárnico el impacto es notorio, con fortalecimiento del dólar y retracción de la demanda. A eso se agrega el panorama climático, que -si bien ha dado un alivio- sigue preocupando
Las previsiones, teniendo en cuenta que los precios de los granos siguen siendo altos, indicarían que la proteína animal debería mantenerse con cotizaciones atractivas. Pero, como siempre, dependerá de dónde se posicione la demanda
De cara a la presentación y plazo para el pago de la Declaración Jurada del Impuesto al Patrimonio Agropecuario y su sobre tasa que vence el próximo 25 de octubre, nos proponemos repasar el cambio normativo introducido por la Ley 19.924 del 18/12/2020, en relación a la forma de valuar fiscalmente los inmuebles rurales. Antes de adentrarnos en concreto a este cambio normativo sería bueno tener en cuenta ciertas consideraciones:
A la luz del escenario global, el desempeño de la economía uruguaya se destaca en la región e incluso en el mundo. Los problemas de inflación son generales, pero el país tiene fortalezas propias, aunque también cuentas pendientes
Los primeros 10 meses fueron de altísima volatilidad para los precios de los granos. Partimos con precios de 495 llegando a 656 US$/ton para la soja con posteriores bajas de hasta 460 US$/ton. Los que no vendieron la sufrieron en carne y hueso. En el trigo, las subas fueron del 67% y las bajas del 39%, pasando de 282 a 470 US$/ton, y volviendo a recuperar los 347 dólares con los nervios de Rusia y Ucrania. Mientras que en la colza, las subas fueron de 500 a 790 y bajando luego a 480 US$/ton. Algunos supieron aprovechar a vender precio sin grano en este último y están disfrutando de la diferencia. Veamos algunos factores e incógnitas que influyen fuertemente en los precios:

Publicidad

Publicidad