Opinión

Argentina y el futuro de sus carnes

Martín Olaverry
Valor Agregado I Portal Rurales El País

Hoy domingo se cumple el plazo de 30 días impuesto por el gobierno de Alberto Fernández para la intervención de las exportaciones de carne vacuna Argentina. El país vecino mantuvo las ventas dentro de las cuotas a Europa (Hilton y 481) y la de Estados Unidos. Esta medida afectó, entre otros mercados, las ventas a China el principal destino en volumen y también a Israel un cliente tradicional para los exportadores argentinos.

El martes, el gobierno de Fernández va a dar a conocer el nuevo sistema de exportaciones y anunciaría un plan de fomento ganadero para lograr aumentar la oferta de carne en los próximos años.

El regreso de Argentina al mercado internacional no sería pleno, se mantendrían las condiciones para exportar a EEUU y Europa sumándose una cuota especial para Israel. Por otra parte, para China se habilitaría parcialmente algunos productos que no tienen una gran demanda en el mercado interno.

El periodista José Casado informó en Valor Agregado que “la idea del gobierno es que se pueda volver a exportar carne con un esquema que garantice la presencia de carne en el mercado interno”.
Según Casado, este año Argentina no exportaría más de 400 o 500 mil toneladas, contra las casi 830 mil del año pasado. En ese sentido, señaló que “habría un recorte importante”.

Martín Fernández, director la cabaña La Rubeta de Argentina dijo en radio Carve que “lo más grave no son los 30 o 60 días, sino cómo quedamos hacia el mundo. Los proveedores que nos compran la carne piensan si vamos a seguir incumpliendo contratos. Uno como empresario va a seguir empujando y apoyando a la ganadería”. Desde su punto de vista esto “nunca fue una medida acertada”, dado que “no sirvió para nada”, sino que todo lo contrario porque subió la carne.

“Seguirá intervenido el mercado, me imagino que esto va a seguir pasadas las elecciones, como un mecanismo para acercar carne más barata, pero dudo que se pueda”, sostuvo Fernández.

Marcelo Secco CEO de Marfrig en Uruguay afirmó que “la salida de Argentina no fue un elemento de cambio determinante en el mercado como se especulaba”. Hoy China, nuestro principal mercado para la carne vacuna, no validó la expectativa de suba de precios que se manejó en un principio. “El gobierno chino está muy atento a la subas de precios y eso es muy claro en la carne de cerdo. Se libera stock regulador por parte de China y el precio volvió a parámetros de los precios que teníamos en mayo”. Hoy China opera con normalidad, “pero sin la expectativa de precios que puedan subir en las próximas semanas” dijo el industrial en Valor Agregado de radio Carve.

Precio del ganado.
En el mercado local, el precio del ganado en cuarta balanza sigue firme con referencias para el novillo que se ubican en el eje de los US$ 4 y para la vaca la referencia está en US$ 3.80. Hay disparidad entre plantas, sobre todo en las entradas, ya que algunas se encuentran mejor compradas y con fecha más espaciadas para la carga.

En la región, según informó Faxcarne, el novillo en Brasil sigue muy firme. En los principales estados exportadores aumentó 2 centavos y pasó a US$ 4,01 el kilo carcasa. Según publicó la Asociación Brasileña de Industrias Frigoríficas (Abrafrigo), en San Pablo, los frigoríficos continúan con dificultades para negociar grandes volúmenes de animales terminados.

Volviendo a nuestro país, la faena en esta semana va a tener seguramente una baja por el paro del jueves 17 ya que la FOICA, el sindicato de los trabajadores de frigoríficos, adhirió al mismo.

Cerrado el primer semestre del año la faena de vacunos ya supera el millón cien mil cabezas. Frente al año pasado, el aumento es de un 28% mientras que en 2019 la faena era, cerrado el primer semestre, de un millones ciento quince mil cabezas.

Por su parte, las exportaciones en volumen están algo por encima de las doscientas mil toneladas (208 mil). En el año 2020 se ubicaban en el eje de las ciento sesenta y nueve mil toneladas y en 2019 llegaron, en el primer semestre, a doscientas veinte mil toneladas.

El precio medio de la tonelada de carne vacuna se ubica en US$ 3.926 frente a US$ 3.912 de 2020 y si miramos 2019, un año prepandemia, el valor medio estaba en US$ 3.609.

La situación del mercado internacional de la carne es buena y se refleja en los números de la exportación de nuestro país. El producto como otras materias primas atraviesa un buen momento de precios internacionales.
Frente a este escenario de precios entrevistamos en esta semana al economista Aldo Lema quien aseguró que “en el último tiempo ha habido un rebote significativo en el valor de los commodities, de las materias primas, que ha estado asociado al debilitamiento global del dólar y al rebrote de la economía mundial, la cual se prevé crezca de 6% a 7% la mayor tasa de crecimiento desde la década de 1960”.

Aunque la economía va a desacelerar los procesos, “la economía mundial va a seguir creciendo razonablemente bien” durante este año. Además, hay buenas señales de entendimiento entre las principales potencias.
“Probablemente las velocidades de los ajustes al alza de los últimos meses eran esperables, pero eso no significa que los retrocesos lleven a un precio deprimido. Es un escenario todavía optimista, y puede serlo por algunos años más”, afirmó Aldo Lema.