Movilizaciones

Un Solo Uruguay espera una concurrencia mayor en Durazno y generará propuestas

El acto está previsto para la hora 16 del miércoles, en Santa Bernardina

El próximo miércoles 23, en el Local “Santa Bernardina” de la Sociedad Rural de Durazno, el Movimiento Un Solo Uruguay intentará aportar nuevas propuestas al sector político y al gobierno para mejorar la competitividad del Uruguay y especialmente, la de los sectores productivos.

Uruguay es un país agropecuario cuya economía depende, en buena parte, de las exportaciones del campo y la agroindustria. En 2017, según datos de Uruguay XXI las ventas de alimentos explicaron más de la mitad de los US$ 1.176 millones. Las exportaciones agroindustriales sumaron ese mismo año casi US$ 7.000 millones, a diferencia de 2005, cuando habían llegado a US$ 2.000 millones. El año pasado, las exportaciones uruguayas volvieron a crecer.

Más allá de los números, continúa faltando “conciencia agropecuaria”, pese a los esfuerzos por revertir la dicotomía entre campo y ciudad.

Este año, el Movimiento Un Solo Uruguay no hará diagnósticos, sino que la meta es aportar propuestas generadas a lo largo de más de un año de trabajo. “La idea para el próximo miércoles 23, si bien repetimos la fecha y el lugar, es encarar el mensaje de una forma totalmente diferente a la de 2018. El año pasado fue un mensaje de diagnóstico y reclamo ante la inoperancia estatal que veíamos”, reconoció Guillermo Franchi, vocero del movimiento.

Según dijo a El País, el año pasado, cuando el movimiento congregó en Durazno más de 50.000 personas, “mientras se desbarataba todo el país, el gobierno estaba mirando cómo llegaban los cruceros a Punta del Este, porque se estaba en plena temporada y nadie hablaba de los problemas de competitividad que tenía Uruguay”.

El Movimiento Un Solo Uruguay reconoce que tras el acto de Durazno, se hizo un diagnóstico de la situación, se impulsaron reclamos y se consiguió “imponer los temas y discutir el cierre de empresas, el desempleo la pérdida de rentabilidad y la pérdida de competitividad”. Aún así, Franchi considera que “fue muy poco lo que se pudo avanzar”, porque según su visión, “el gobierno no quiso reconocer los problemas y hoy el diagnóstico que hizo Un solo Uruguay en 2018, lo están avalando los números oficiales, donde comparándolos con los de 2017, se perdieron 12.000 empresas en Uruguay y 30.000 puestos de trabajo”.

Temas. Aún no está definido totalmente el listado de propuestas y planteos, así como tampoco el número de oradores del acto central, previsto para las 16 horas, donde se espera una concurrencia masiva, al igual que la del año pasado.

“Buscaremos que las propuestas incidan en el gobierno y en todos los demás partidos políticos, así como en todos los candidatos que pretenden llegar a la presidencia, para que se discuta el mensaje. Queremos en la próxima campaña electoral se discutan esas propuestas pensando en el bien del Uruguay y no en beneficios partidarios. No queremos que las discusiones se vayan por las ramas, primando la ideología y otras cosas. Se debe pensar en el país por encima de las demás cosas”, advirtió Franchi.

Todas las gremiales agropecuarias, las cámaras empresariales y comerciales, se adhirieron a esta nueva movilización del campo en Durazno, por un cometido común: mejorar la competitividad de todo el Uruguay y generar más puestos de trabajo.

Previendo una concurrencia mayor a la de 2018 y recordando que muchos productores quedaron en la ruta y debieron volverse, porque los accesos a Durazno y al local “Santa Bernardina” estaban saturados, los organizadores exhortan a concurrir antes e incluso, se abrió la posibilidad de acampar en el mismo predio. La gente pidió para acampar. Muchos van a estar desde el día anterior”, destacó Franchi.

Rurales EL PAIS