Publicidad

Escuela Superior de Lechería: formación internacional con desempleo cero

Ubicada en Nueva Helvecia, departamento de Colonia, la Escuela Superior de Lechería de Colonia Suiza es un centro de enseñanza donde se dictan tres cursos, en los que participan unos 115 alumnos

En el kilómetro 123,5 de la ruta n.° 52, la Escuela Superior de Lechería de Colonia Suiza está emplazada en un terreno de unas 133 hectáreas, de las que 115 están destinadas a actividades productivas, entre ellas, una fábrica de elaboración de quesos y otros productos lácteos, un tambo, laboratorios, aulas de clase y cuatro internados: dos masculinos y dos femeninos.

Ubicada en Nueva Helvecia, departamento de Colonia, la Escuela Superior de Lechería de Colonia Suiza es un centro de enseñanza de la Dirección General de Educación Técnico Profesional (DGETP-UTU). En él se dictan tres cursos, en los que participan unos 115 alumnos, que acceden a formación práctica y teórica en producción lechera y pasantías en empresas del sector, en un rubro con desempleo cero.

En el kilómetro 123,5 de la ruta n.° 52, la Escuela Superior de Lechería de Colonia Suiza está emplazada en un terreno de unas 133 hectáreas, de las que 115 están destinadas a actividades productivas, entre ellas, una fábrica de elaboración de quesos y otros productos lácteos, un tambo, laboratorios, aulas de clase y cuatro internados: dos masculinos y dos femeninos.

En el establecimiento, fundado en 1930, se dictan tres cursos: el Bachillerato Agrario y las opciones terciarias de Técnico en Industrias Lácteas y Tecnólogo en Sistemas de Producción Lechera. Esta última titulación se ofrece en convenio con la Universidad Tecnológica del Uruguay (UTEC), para lo cual la escuela agraria pone a disposición su infraestructura.

La directora del centro, Ana Lacaze, dijo a Comunicación Presidencial que los cursos son muy demandados y que no hay desempleo. Afirmó que todos los egresados de las carreras terciarias están trabajando en empresas del sector lechero, así como en laboratorios de diferentes tipos de compañías, o desarrollando sus propios emprendimientos.

Este año concurren a la escuela unos 115 alumnos, de entre 15 y 23 años, de los cuales solo un pequeño porcentaje es oriundo de la localidad. Los estudiantes provienen de departamentos como Artigas, Canelones, Rocha o Montevideo; también han llegado de países como Ecuador, Colombia y Costa Rica, atraídos por el prestigio internacional de las carreras. Los cursos terciarios incluyen prácticas en empresas de la región, por lo que los estudiantes pueden transitar una experiencia laboral, que a menudo se convierte en un vínculo contractual al finalizar las clases.

La institución funciona en modalidad de internado, de lunes a viernes. Cada día se alterna la práctica en diversas actividades agrarias en el correr de la mañana con las clases teóricas durante la tarde. Aquellos alumnos que pernoctan en el centro durante los fines de semana colaboran en las tareas de mantenimiento habituales de un establecimiento agrario.

El centro produce unos 1.900 litros diarios de leche, con los que los propios estudiantes elaboran, por ejemplo, diversos tipos de quesos (colonia, sbrinz, dambo, cuartirolo, ricota, entre otros) y dulce de leche. Estos son enviados a Montevideo, para su comercialización a través del local de ventas del que dispone la DGETP-UTU en su casa central, situada en la calle San Salvador, entre Minas y Magallanes. Otros productos, como postres, yogures y helados, se destinan al consumo interno de los estudiantes.

Recientemente, a raíz de una iniciativa local, se retomó la producción de queso yamandú, conocido por ser el oficial del postre Martín Fierro. El tramo de la ruta nacional n.° 52 en el que se encuentra la escuela lleva el nombre del creador de la variedad, el técnico lechero y extrabajador del centro educativo Luis Bertotto Nollenberger.

Respecto a la inserción laboral de los estudiantes, Lacaze sostuvo que, en la actualidad, las empresas demandan, de forma específica, trabajadores con las llamadas “habilidades blandas” y afirmó que, en ese sentido, está siendo reformulado el plan de la carrera de Técnico en Industrias Lácteas.

Asimismo, el avance tecnológico conduce a que se deban agregar a la currícula conocimientos de mecatrónica y computación, entre otras áreas, aseveró. Finalmente, la directora destacó el buen relacionamiento del centro educativo con la comunidad local, que trabaja de manera intensa en cooperativismo, y su participación en iniciativas regionales.

Presidencia

Leche en polvo entera quedó por encima de los US$ 3.400

Publicidad

Publicidad