Lechería

El mayor desafío para la lechería es el TLC con la Unión Europea

Se perdería el mercado brasileño y preocupa a tamberos.

Tambo en Florida. Foto: El País.

Pablo Antúnez

La lechería uruguaya tiene un desafío mayor que sortear su endeudamiento, volver a ponerse de pie y lograr que las industrias generen mayor competencia por la leche que haga subir los precios. Para el presidente de la Sociedad de Productores Lecheros de Florida, Horacio Rodríguez, el mayor desafío para el sector está dado por “el Tratado de Libre Comercio entre el Mercosur y la Unión Europea”.

El problema es que, así como puede generar oportunidades comerciales para los lácteos uruguayos, también generará competencias. “La lechería uruguaya siempre dependió de los mercados del Mercosur”, básicamente Brasil y Venezuela. “Seguramente se pierda Brasil una vez que esté en marcha el Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea y Venezuela no existe”, estimó Rodríguez planteando la incertidumbre que genera el acuerdo para los tamberos uruguayos.

Es que el acuerdo generará un mayor ingreso de lácteos desde el viejo continente a la región.

Dificultades. El sector lechero está cerrando un año complicado, donde debió recibir algunos salvavidas que mantuvieron a las empresas produciendo, por más que cierre un tambo cada dos días y se hayan perdido miles de vacas, que debieron ser enviadas a frigorífico porque el productor precisaba hacer frente a sus gastos.

A las dificultades económicas hoy se suma un clima complicado que acentúa la falta de agua. “En general el año está cerrando con una mayor producción individual por vaca”, pero la primavera fue corta y “hay cultivos que están con dificultades. Hay sorgos forrajeros que están buenos, pero en otros casos no nacieron porque falta lluvia”, explicó el presidente de la Sociedad de Productores de Leche de Florida.

“Por suerte hubo algunos aumentos de precios (para la leche remitida) que no son suficientes, porque ni siquiera están cubriendo la suba del precio del dólar”, dijo el dirigente. Lo que alimenta la esperanza de los tamberos en un futuro mejor es que la industria está planteando un mejor escenario mundial y el tambo es como una rueda de carro, nunca para en sus inversiones, pues las vacas necesitan ser servidas, mantener la sanidad y estar bien alimentadas para que produzcan leche.

Sin competencia. En el escenario local, Rodríguez admite que no se está viendo a nivel de la industria una mayor competencia por la leche que se produce en los tambos.

“Hay plantas con falta de leche pero no se ve esa competencia que presione a la suba de precios”, agregó el presidente de la Sociedad de Productores de Leche de Florida.

Mirando hacia atrás, exhortó a los tamberos a no olvidarse cuando había industrias que pagaban $ 3 y $ 4 por litro de leche, cuando la cooperativa láctea más importante pagaba $ 6 o $ 7 por litro.

“Por eso es muy difícil conseguir leche, porque fuera del sistema hay muy poca”, dijo el titular de la Sociedad de Productores de Leche de Florida.

El año cierra con un volumen alto de vacas enviadas a frigorífico, producto de la crisis y de las necesidades de los productores. Con esas vacas se fueron años de selección y genética que defendieron la lechería uruguaya.