Lechería

Conaprole mantendrá el precio por la remisión de marzo

La remisión aumentó 12% en el último período.

 

 

Yonnatan Santos Preste.

Si bien las remisiones de leche a planta durante el mes de marzo recién finalizaron y se están procesando los números, desde Conaprole informaron a Rurales El País que se mantendrá el precio en las mismas condiciones que en febrero.

Alejandro Pérez Viazzi, vicepresidente de la principal industria láctea del país, dijo que “se mantiene en los parámetros que venía en los meses anteriores y marzo va a ser muy parecido en promedio, situado en el entorno de algo más de $13,8 al productor, igual que en febrero porque los componentes sólidos no son distintos”.

“Hay que recordar que el pasado viernes la cooperativa hizo el depósito en la cuenta de los tamberos por más de 5 millones de dólares de prima” informó, agregando que “ahí capaz que hubo algún tipo de confusión en los productores o en la manera que se comunicó, porque se manejó que era una reliquidación y por la forma en calcularlo que fue por kilo de sólido remitido y respaldado, desde el mes de agosto a febrero, se prestó a confusión”.

En realidad era una prima extraordinaria, ya que este año se empezaron a captar mejores precios internacionales, por lo que parte de ese dinero que se estaba obteniendo y el que se obtiene actualmente “nos pareció la mejor forma de pagarlo todo junto en este momento, donde los productores tienen mucha necesidades financieras y la forma de calcularlo nos pareció que era mejor hacerlo por la remisión de todo el ejercicio”.

“Es parte del precio, que también habría que ponerlo en los próximos meses, así que si lo ponemos sólo para la remisión de marzo, el precio iría casi cercano a los $ 16 en promedio. Esperamos que se puedan seguir captando estos precios internacionales con un mercado interno que opere de forma razonable para mejorar el precio nuevamente” sostuvo.

 Remisión.

Según Pérez Viazzi, “la remisión sigue creciendo, en base a un esfuerzo del sector privado, que con márgenes muy ajustados se arriesgó a alimentar bien al ganado y generar una mayor producción, siempre con las distintas formas de gestionar la producción, con mejores tecnologías y el avance genético, sumado a todo lo que se maneja en el tambo, que hace que mejore la producción en las vacas”.

Esto ha permitido que se esté registrando un aumento entre 10 y 12% por encima del mismo periodo comparado con el 2020, siendo récord de producción y se suman las lluvias registradas en toda la cuenca, repercutiendo en una producción de pasto de calidad.