Lanas

Gira de los criadores de Dohne mostró su adaptabilidad y rentabilidad

En recorrida por el norte del país, la raza mostró el gran potencial tanto en lana como en carne.

Pablo D. Mestre.

Los criadores de Merino Dohne realizaron su gira anual en la que comprobaron la adaptabilidad de la raza al medio uruguayo.

La Blanca.

El establecimiento “La Blanca” de A. y E. Stolovas, en Salto, es un campo, de basalto, sobre 6.147 Hás., prácticamente en su totalidad campo natural, donde se realiza ciclo completo. Tienen un plantel Merino Dohne de 420 ovejas de cría y majada general en proceso de absorción sobre Merino Australiano.

“Vimos una excelente majada, un volumen importante de cabezas y se apreció la gratificación por parte de la familia Stolovas de haber introducido Dohne en su majada Merino Australiano”, expresó el Lic. Rafael Steverlynk. Los dueños de casa afirmaron que no querían perder finura y a la vez agregar carne, lo que se logró. “No se vio perjudicada la finura de lana con el Dohne y aumentaron un 15% el peso de la carcasa, generándoles más ingresos”. De ahí la conformidad con la raza y la convicción que van a seguir adelante con ella.

Lo de Peruchena.

En el establecimiento de la familia Peruchena, en el paraje Arapey Grande, sobre 1.400 Hás. de basalto, se observó la majada y se presentó el sistema de producción que realiza en el establecimiento. El origen de su majada así como sus objetivos de selección en un plantel de 200 ovejas de cría.

Peruchena afirmó que está encantado con la raza, hizo hincapié en la rusticidad del Dohne y en el aumento de ingresos que está obteniendo gracias al afinamiento de la lana.

Ibirapitá.

El establecimiento de la familia Grasso, en el paraje Palma Sola, por el hecho de haber comprado la mayor cantidad de reproductores en la liquidación de Daniel Rubio, continuó con el nombre de la cabaña Tres Arboles, nombre que se relaciona con el origen del Merino Dohne en el Uruguay. Aquí vieron reproductores pedigree, comerciales puros por cruza así como las distintas categorías de su majada. “Vimos una majada muy pareja, con muy buena conformación y excelente calidad de lana”, dijo Steverlynk.

El Rodeo.
En la estancia de Alejandro Noboa, en el paraje Yucutujá, se comenzó un proceso de afinamiento de la lana en el año 2007, la majada Corriedale de aquel momento fue cruzada con Merino para después, buscando mayor carcaza, cruzar con Merino Dohne. En este establecimiento se realiza ciclo completo con venta de cordero pesado.

Con un proceso de absorción sobre majada Corriedale, se viene afinando bien, muy buena conformación carnicera y un proceso avanzado de afinamiento de lana.

Estudio.

En el marco de la gira, el Ing Agr. Ignacio Abella presentó un trabajo que viene realizando desde hace varios años en CIEDAG sobre caracterización de la lana Merino Dohne.

“Las lanas Dohne son buenas para ser usadas en vestimenta. Son lanas finas y entrarían dentro lo que sería superfina los borregos y fina y media los adultos”, afirmó.

Los valores de diámetro promedio de fibras se ubicaron en los rangos de lanas superfino (16,5 – 18,4), fino (18,5 – 20,4) y medio (20,5 – 22,4).

Lana fina destinada más que nada a la elaboración de prendas, igual que el Merino.

Factor de confort: el porcentaje de fibras de lana que tienen menos de 30 micras. Las lanas finas no pican. Si tienen un 95% de fibras por debajo de 30 micras, no tienen problemas en ser usadas en contacto con la piel. No producen picazón, son lanas suaves y es el caso del Dohne.

Abella consideró que “tienen buen largo de mecha para el proceso de peinado, donde se precisa un mínimo de largo de mecha que tanto en borregos como adultos se logra”. Y que tuvieron buenos valores de resistencia a la tracción.

Con la industria hubo coincidencia cuando se presentó el trabajo que si bien el color es bueno, es la característica que podría ser mejorable. “El trabajo técnico que se hizo y se presentó se realizó durante tres años que fueron muy lluviosos y eso afecta el color de las lanas”, dijo. Y resumió: “en definitiva, son lanas de buena calidad, no tienen riesgo de presencia de fibras pigmentadas. Es una buena opción hablando de lanas”.

Positivo.
El Lic. Rafael Steverlynk hizo un balance positivo de la gira. “Fue una muy buena oportunidad para que todo interesado en el lanar pudiera visitar establecimientos, todos campos de basalto, en el cuál se realizaron distintos procesos de absorción y producción para llegar al Merino Dohne que producen actualmente, con todos los índices de producción de carne y lana así como el afinamiento de la misma”.

Vea la galería de fotos tomadas por Gabriel Couto.