Ganadería

Uso de centinelas facilitan combate contra garrapata

Proyecto bajó tratamientos y mejoró control del parásito.

Ganado vacuno en el campo. Foto: archivo El País.

El uso de animales centinelas para medir la garrapata en el campo y hacer los tratamientos cuando la parasitosis apura, es una alternativa aún poco usada por los productores, pero está mostrando que es efectiva.

El proyecto INIA-FPTA 338, ejecutado por la Dirección de Laboratorio Veterinario (Dilave) “Miguel C. Rubino” (MGAP) conjuntamente con el Instituto Plan Agropecuario (IPA), evaluó durante dos años planes de control de parásitos —con énfasis en garrapata y hemoparásitos—  en 9 predios comerciales con ganadería de cría y forestación en Rivera.

El uso de animales centinela en estos establecimientos típicos de la zona forestal del norte, permitió controlar la garrapata usando la mitad de los tratamientos que tradicionalmente se usaban.

Así lo destacó un artículo de la Revista Plan Agropecuario, a cargo de los Dres. Rafael Carriquiri (IPA), Ulises Cuore (Dilave) y Angelica Soliari (Dilave), titulado: “Control de Garrapata Mediante Centinelas”. En los establecimientos se aplican de 9 a 15 tratamientos al año y en ciertas ocasiones se combinan dos productos a la vez, repartidos cada 15 días.

Según establece el artículo, parece excesivo, en especial considerando que el parásito sigue presente y complica en especial los movimientos, así como la aparición de resistencia. En los dos años de proyecto se aplicaron 12 tratamientos, fueron 6 tratamientos al año por establecimiento, lográndose un mejor control de la garrapata respecto a la historia del predio. En varios establecimientos hubo períodos de 4 o 5 meses sin garrapata en los centinelas y a partir del segundo año se encontró un menor número de garrapata en los contajes de las revisaciones mensuales en aquellos que se aplicó la metodología citada.

Método. Se identificaron 10 terneras mediante caravana de trazabilidad y se revisaron una vez  al mes. Se apuntó en una planilla cuántas garrapatas se encuentran por animal y se define un criterio para aplicar tratamientos. Algunos animales juntan mucha garrapata en el mismo potrero y otros, casi no tienen garrapata, por eso se insistió en revisar siempre los mismos animales.

El artículo de la revista del IPA remarca que la garrapata sube a los animales en la primavera (primera generación) y caen al suelo luego de 21 días. La segunda generación se da en el verano y la tercera en el otoño. Cada una de estas generaciones multiplica por miles las garrapatas en el campo y la principal aplicación práctica de este conocimiento, es que cada generación debe tratarse con un principio activo eficaz diferente. Se usan tres principios activos diferentes al año. El uso de esta metodología al pie de la letra permite minimizar paulatinamente la población de garrapatas en la pastura.

Desde julio a noviembre se aplica un tratamiento si se encuentra garrapata y de diciembre a febrero se aplica otro tratamiento si se encuentran más de cuatro centinelas parasitadas con un promedio de 2 garrapatas. De marzo a junio se trata cuando se encuentran más de 4 centinelas con más de cuatro garrapatas en promedio.

Rurales EL PAIS