Ganadería

“Quizás la primavera china para la carne uruguaya haya pasado”, dijo Soto

El director de Cibils Soto Consultores aseguró que de no cambiar las condiciones de competitividad del país, las menores exportaciones a China las “vemos con un riesgo de profundización” en la medida que siga habiendo oferta de los competidores.

Cortes vacunos. Foto: Frigorífico Copayan.

“Salvo que cambien las condiciones de competitividad, quizás nos tengamos que empezar a acostumbrar que la primavera china para la carne uruguaya haya pasado”, aseguró a Rurales El País Marcos Soto, director de Cibils Soto Consultores.

El especialista dijo que en un “escenario extraño” como el actual “es esperable que suceda una baja en las exportaciones”, pero China “se recupera rápidamente” de la pandemia, “está recomponiendo sus stocks y reactivando las compras al mundo”. Y agregó: “China está comprando y más, pero está comprando menos a Uruguay, eso preocupa”.

En la carne bovina, donde Uruguay supo ser el principal proveedor a China hace algunos años, “estamos viendo un efecto de desplazamiento por nuestros competidores, que entran con productos similares”, explicó Soto.

Dijo que una de las razones es que los países competidores han igualado las condiciones que Uruguay supo tener como ventajas en el pasado, por ejemplo, que podía defender su producción con el estatus sanitario de sus plantas frigoríficas, y hoy numerosas plantas de Brasil y Argentina lograron ser habilitadas.

Y sumó: “Esos países trabajan a otras escalas y a iguales condiciones, ellos pueden mejorar los precios. Es lo que ocurre si no tenemos atributos diferenciadores”.

Soto dijo que las menores compras de China no se tratan de un problema coyuntural, sino estructural. “Lo vemos con un riesgo de profundización en la medida que siga habiendo oferta de los competidores, pero también se debe ver como una oportunidad: si el proceso nos obliga a diversificar los mercados es parte de las buenas noticias que trae la marea”, resaltó.

Situación que sucedió recientemente, tras la caída de China a finales del 2019 y principios del 2020, Uruguay aumentó la exportación de carne bovina a Canadá y Estados Unidos, por ejemplo. “Forzosamente, la caída de China, ha provocado una diversificación de los mercados que se deben seguir trabajando en defensa de la sanidad y la calidad de los productos”, indicó.