Ganadería

Hay tecnologías para asegurarse los terneros

Diagnóstico de actividad ovárica es básico en cada entore.

Ternera en corral. Foto: El País.

Pablo Antúnez

Jugarse sólo a la condición corporal de la vaca durante el período de entore, no garantiza que se vaya a preñar. Hoy cuando el precio del ternero está firme y cerró 2019 con valores que pueden considerarse históricos, el ganadero debe apostar a preñar la mayor cantidad de vientres bovinos posible y para eso, debe apoyarse, a mitad del entore, en el Diagnóstico de Actividad Ovárica.

Esta alternativa, que año tras año y especialmente con estos precios firmes de la reposición, viene ganando terreno, permite determinar qué vaca está preñada, cuál está en anestro superficial (no está ciclando pero puede comenzar a presentar su celo regular cada 21 días) y las que están en anestro profundo (las que tienen problemas hormonales y no se van a preñar sin medidas de ayuda).

El técnico del Instituto Plan Agropecuario (IPA) Germán Álvarez, explicó que la aplicación del diagnóstico de actividad ovárica permitir separar el rodeo de vientres en tres lotes. El primero con las preñadas, especialmente, las que se preñaron temprano, que es lo que el ganadero busca para evitar colas de parición cada año.

Otro grupo estará en anestro superficial, pero si tiene un estado corporal bueno (entre 3,5 y 4), con medidas de manejo, como ser el uso de tablilla nasal en los terneros, “muchas veces sale del anestro superficial y se consigue preñarlo”.

El lote más complejo y el que es el objetivo del uso del diagnóstico de actividad ovárica, es el de los animales que están en anestro profundo. “Están lejos de entrar en celo y hay que tomar medidas de manejo más drásticas, como es el caso del destete precoz. Separando el ternero de la madre se logra una rápida recuperación de la condición corporal de la madre y es posible lograr preñarla en el entore”, afirmó.

El experto del IPA contó que en situaciones de estrés hídrico, hay que priorizar el manejo de los lotes. Los lotes de ganado prioritarios son los que están en anestro superficial y en anestro profundo. “Muchas veces es importante tener reservado algún potrero con mayor calidad de pastura. La supresión del amamantamiento, si se le suma una mejor nutrición, permitirán que la vaca vuelva a presentar celo”, indicó.

Álvarez recomendó el uso de una suplementación de unos 20 días con afrechillo de arroz, a razón de dos kilos por animal y por día. En las zonas donde ese insumo se encarece o no está presente, se puede usar sorgo molido como suplemento energético. “Cuando se habla de destete temporario es con tablilla y generalmente ese destete no tiene demasiadas consecuencias en el ternero. La pérdida de vínculo materno por unos días no genera demasiadas consecuencias en el ternero”, afirmó el veterinario.En cambio, al referirse al destete precoz, dijo que se debe aplicar en terneros de más de 60 días de vida y en animales de más de 60 kilos de peso, porque en los más chicos hay consecuencias”.