Publicidad

Guichón: comienzan a ingresar terneros al hotel

Comenzará a funcionar esta semana y se inscribe hasta finales del mes

terneros, ganado
La ganadería de cría aplica cada vez más tecnología y quiere crecer productivamente. Las restricciones en el uso de estrógenos y posiblemente, a futuro, de algunas hormonas, impide ese aumento producto y obliga a incurrir en más gastos que no aseguran buenos resultados. Es por eso que la profesión veterinaria pide al MGAP que se plante fuerte ante la UE.<br/>
Luis Martin Barrandeguy

El hotel de terneros en Guichón está listo para comenzar a funcionar y los primeros animales comenzar a entrar esta semana, según confirmó a El País el presidente de la Liga de Trabajo de Guichón, Nelson Moncalvo.

El costo por ternero ingresado será de US$ 35, comprendiendo todo el período de permanencia, con un plazo máximo de 100 días, para los productores de la zona que castigó los incendios forestales, los ganaderos familiares, es decir aquellos menores a 500 hectáreas y los socios de la institución que maneja el hotel, siguiendo algunas experiencias exitosas.

Se estima una ganancia de 60 kilos en un plazo de 90 días y el costo real por animal rondaría los US$ 120. El precio establecido por la Liga de Trabajo de Guichón responde a que hay empresas de raciones que donaron 300 toneladas y los laboratorios donaron el paquete sanitario que precisa cada animal, como forma de solidarizarse con los productores afectados por la sequía en el norte y los incendios forestales.

A su vez, también suma el aporte del Fondo Agropecuario de Emergencia, herramienta impulsada por el MGAP para asistir a los productores afectados por la sequía en el marco de la Emergencia Agropecuaria que está afectando ya alrededor de 12 millones de hectáreas.

Esos US$ 35 por animal incluye también el paquete sanitario previo al ingreso al hotel y la revisión de los animales en los predios de origen, en manos de veterinarios.

Moncalvo explicó que para los ganaderos más grandes, aquellos que manejan explotaciones mayores a 500 hectáreas que no están comprendidos dentro de la declaración de productores familiares que realiza el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, el costo será de US$ 50 por animal, incluyendo las mismas cosas que en el caso anterior.

Una vez instalados en el hotel, los terneros recibirán raciones con 21% de proteína en los primeros 10 días de permanencia en el corral, así como las fibras (fardos) necesarias, pero una vez que se acostumbren a la ración tendrán a disposición comederos de auto consumo y el porcentaje de proteínas bajará a 18%. En este período se utilizarán raciones que ya tienen incluida la fibra necesaria.

Revisión. Mientras tanto, los equipos de veterinarios continúan revisando terneros anotados y cumpliendo con el paquete de inmunizaciones y dosificaciones determinado como básico para el ingreso. El presidente de la Liga de Trabajo de Guichón explicó que los interesados pueden seguir anotando sus ejemplares hasta finales de mes.

“Ya hay 1.000 terneros anotados y se llevan revisados alrededor de 600”, destacó Moncalvo. Hasta el momento, los ejemplares inscriptos pertenecen a 14 productores de Paysandú y Río Negro.

“Esperemos que en estos días la gente se siga anotando porque para el productor el precio es muy accesible”, remarcó Moncalvo.

“Todo está listo”, aclaró el presidente de la Liga de Trabajo de Guichón. Incluso la institución consiguió un depósito de agua de 35.000 litros para tener como reserva, en caso de que exista alguna falla con el pozo que aporta el agua al Local Feria de la institución.

Iniciativa. Décadas atrás, el Instituto Plan Agropecuario y otras instituciones, realizaron algunos intentos para instalar un hotel de terneros en Paso de los Toros. Ese centro especializado en la recría de terneros, aplicando los paquetes tecnológicos existentes, partía de una recría de 70-80 kilos hasta que llegaran a los 120-130 kilos. Si bien al principio la idea no prosperó por falta de un predio común, entre otras cosas, finalmente se puso en marcha, organizada por el MGAP, Instituto Plan Agropecuario y la Comisión de Sequía de Paso de los Toros, usándose el predio de la Sociedad Sociedad Anónima Rural. Al ingresar, los terneros recibían una segunda inspección, tanto documental como sanitaria, impulsándose el uso de un microchip para el registro y control. Se alimentó a los terneros alrededor de 140 días, para que con una ganancia de entre 400 y 500 gramos diarios, llegaran al final del período con pesos de entre 140 y 170 kilos, aportándole la posibilidad al remitente si retorna con el animal al campo y lo comercializa.

El hotel de Paso de los Toros contó con capacidad para 2.000 terneros y le brindó una mano grande a los ganaderos que venían siendo castigados por la falta de forraje en sus predios, lo que redundaría en pérdidas de animales y bajas preñeces.

Industria con más presión en la demanda y productor esperando una suba de valores

Publicidad

Publicidad