Ganadería

Del Terruño lanzó en EE.UU. “un verdadero etiqueta negra” de la carne a pasto

La empresa norteamericana de propietarios uruguayos presentó Stradivarius.

Pablo Carrasco, propietario Del Terruño.

Del Terruño lanzó en el mercado de Estados Unidos la línea de carne producida a pasto Stradivarius: “Un verdadero etiqueta negra que solo puede producirse en Uruguay”, destacó Pablo Carrasco, principal de la empresa norteamericana de propietarios uruguayos.

Carrasco comentó a Rurales El País que la iniciativa resultó a raíz de una mayor competencia de carne producida a pasto en Estados Unidos. “Nos parecía que estábamos perdiendo visibilidad con un competidor más y quisimos hacer el etiqueta negra”, contó.

Explicó que la línea mantiene “toda la rigurosidad de seguimiento de la producción en el campo, la trazabilidad y más, pero se buscó agregar una historia muy bien contada”. La empresa difundió un video donde narra cómo es la producción a pasto de los animales, que posteriormente se transforman en los cortes vacunos que comercializan en Estados Unidos.

“El video es la historia, porque la carne a pasto se vende con la historia. Y en esos minutos queda en evidencia que es muy difícil producir carne a pasto como se hace en Uruguay”, resaltó Carrasco y agregó: “Lo que está ahí es lo que le cuento a cada uno de mis futuros clientes norteamericanos cuando les quiero vender nuestro producto”.

El empresario dijo que la empresa comercializa en Estados Unidos cortes “muy caros”, como los dos bifes, el lomo, la entraña, partes del cuadril y del vacío. “Los envíos se hacen en avión y desde que tenemos participación en ese país ingresamos los cortes por fuera de la cuota de 20.000 toneladas”, subrayó y agregó: “Esos son los cortes que resisten al arancel del 26,4%, el día que podamos entrar sin arancel la empresa dará un salto enorme de rentabilidad”.

Carrasco comentó que el principal competidor como país es Australia, además contó que los cortes que vende Del Terruño en Estados Unidos se ofrecen al consumidor final a US$ 40 la libra (medio kilo aproximado) de lomo y US$ 16 la libra de los bifes. “Eso son los precios de góndolas de supermercado que ya tienen incluidos un margen de ganancia de 50 a 60% aproximadamente”.