Ganadería

Dejar de vacunar contra aftosa “exige mayores recursos”

Veterinarios apoyan “el análisis” y “la cautela” frente al planteo de dejar de inmunizar todo el rodeo bovino.

Presidente del Centro Médico Veterinario de Paysandú (CMVP), Rodolfo Rivero. Foto: Pablo Blanc.

Pablo Antúnez

El presidente del Centro Médico Veterinario de Paysandú (CMVP), Rodolfo Rivero, dijo apoyar la orientación del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca “a la cautela y el análisis”, frente al planteo de suspender la vacunación contra fiebre aftosa en Uruguay.

En el marco de la inauguración de las XLVII Jornadas Uruguayas de Buiatría, herramienta que acerca a los profesionales de la salud animal las últimas novedades, promueve la discusión y soluciones a diversas problemáticas, Rivero remarcó la necesidad de contar con “la extracción de datos precisos, para la elaboración de conclusiones, dando seguridades en los caminos a seguir y en las determinaciones que se tomen a futuro”.

Está en marcha un análisis multisectorial, promoviendo una integración entre los Servicios Ganaderos (MGAP), Instituto Nacional de Carnes, Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria y Facultad de Veterinaria, con una línea y metodología única de trabajo, “en un análisis multicriterio para la toma de decisiones que permita la elaboración de un análisis de riesgo, impacto en los mercados, factibilidad, costos, aceptabilidad y efectividad”.

En ese sentido, el presidente del CMVP recordó que cualquiera sea la decisión a futuro, “se va a requerir de mayores recursos humanos, profesionales preparados y eficientes en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca”.

Alertó en su discurso que “la decisión de suspender la vacunación contra fiebre aftosa, llevaría con ello necesariamente al aumento de la vigilancia epidemiológica, controles rigurosos, creación de bancos de vacunas y una serie de medidas más”, significando “la duplicación o triplicación de los recursos humanos existentes y escasos hoy día en el MGAP”. Rivero advirtió que esa situación “debe ser contemplada por cualquier gobierno previo a cualquier decisión”. No pasó por alto en su discurso la colegiación, una larga demanda de la profesión veterinaria. “El 28 de agosto de 2018 se promulgó la Ley 19.258 de Colegiación de la Profesión Veterinaria, luego de un trabajo muy buscado, persistente, paciente de muchos años por parte de la Sociedad de Medicina Veterinaria del Uruguay (SMVU) que mucho aplaudimos”. Va a permitir “regular y ubicar a la profesión en un sitial de respaldo a nivel nacional e internacional. El desafío ahora es nuestro, para qué con el esfuerzo de todos, constituyamos un Colegio Veterinario fuerte, que habilite a las mejores realizaciones y defensa de nuestra profesión”, dijo tajante el presidente del CMVP.

Pidió el “compromiso y participación” de la profesión para la elección del Consejo Nacional y los Consejos Regionales, quienes deben elaborar y validar el Código de Ética, “poniendo en funcionamiento el Colegio, el cual debe convertirse en una herramienta válida para la debida jerarquización que la profesión necesita”.

Rivero también dijo apoyar la energía puesta en los Consejos Consultivos, organizados por la Sociedad de Medicina Veterinaria del Uruguay, con la representación de todos los Centros Veterinarios del país, “como una herramienta importante de trabajo, de discusión y solución, de los distintos planteamientos que surgen de las diferentes alternativas y situaciones laborables, que todos debemos apuntalar con la presencia de nuestros delegados, en una acción constante y permanente”.

Entre las preocupaciones de la profesión veterinaria, Rivero puso “la situación de Zoonosis, dependiente del Ministerio de Salud Pública y el desmantelamiento de los programas para el control y erradicación de las zoonosis”. Explicó que esta situación “se viene planteando desde hace mucho tiempo, en numerosas oportunidades, por parte de la Sociedad de Medicina Veterinaria del Uruguay y otras organizaciones, pero aún no hubo respuestas concretas al respeto. El rol de esa comisión es gravitante como principal barrera de contención y control de las diversas enfermedades zoonóticas como por ejemplo hidatidosis, rabia, leptospirosis y más recientemente leishmaniasis”. Es por eso que el presidente del CMVP consideró “primordial” que las autoridades del Ministerio de Salud Pública, “jerarquicen y doten de los elementos y recursos humanos necesarios para el cumplimiento de sus funciones”.

El titular del CMVP destacó el incremento y el avance en la producción científica e investigación sostenida en salud animal en los últimos años. “Tenemos la responsabilidad de mejorar el control de las enfermedades animales dentro del contexto de medidas tendientes a incrementar la producción animal, generando conocimiento y alimentos económicamente competitivos y libres de residuos”.

El orador consideró que la Plataforma de Salud Animal del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria, “es ya una realidad, que ha contribuido en gran medida a este crecimiento en la producción científica, en la formación de recursos humanos jóvenes y también como otra fuente laboral alternativa para los profesionales uruguayos”. A su vez, Rivero destacó la visión integradora con otras instituciones en que ha desarrollado sus actividades, como “su disposición a participar en campañas sanitarias junto al MGAP, como el caso de la lucha contra la garrapata”.