Ganadería

China redujo los brotes de peste porcina africana

Viceministro de Asuntos Rurales dijo que hay 44 brotes.

El virus se detectó por primera vez en Kenia en 1910. Ingresó a Europa por Portugal en 1957 y afectó a la reconocida producción porcina española desde 1960 hasta 1995. En América del Sur sólo afectó a Brasil en los años de 1970. El índice de mortalidad en los cerdos se acerca al cien por ciento. Foto: EFE.

El viceministro de Agricultura y Asuntos Rurales, Yu Kangzhen, declaró en una rueda de prensa que a lo largo de 2019 ha ido bajando el número de brotes de peste porcina africana (PPA) y China, poco a poco, va recuperando la producción porcina y el suministro de carne de cerdo.

Según publicó el portal Eurocarne, Kangzhen dijo que durante 2019 China informó 44 brotes desde comienzos de año hasta el inicio de julio, sumando 143 desde que aparecieron los primeros en agosto de 2018.

Pese a esta caída, la situación es aún muy grave en el país por la falta de capacidad de control de enfermedades animales en el ámbito rural, donde los profesionales, fondos e instalaciones tienen muchas deficiencias, dijo el ministro.

El Consejo de Estado pidió a los gobiernos locales y comarcales que refuercen las agencias de control de enfermedades animales, así como que proporcionen fondos y ayudas para el trabajo de prevención de enfermedades y veterinarios.

La prevención de la peste porcina africana es un desafío global y hasta ahora no hay ninguna vacuna aprobada, dijo Yu. Precisamente China comenzó a investigar en una vacuna para la enfermedad desde hace ya casi un año pero aún tiene “mucho camino por recorrer para desarrollar vacunas seguras con una calidad controlable”, explicó el jerarca del gobierno chino. Las autoridades chinas han puesto en marcha más medidas para recuperar la producción ganadera incluyendo créditos blandos y ayudas para las granjas.

La enfermedad tiene un impacto significativo en los mercados mundiales. Los precios de la carne de cerdo aumentaron rápidamente entre febrero y mayo de 2019 por la fuerte demanda en Asia para compensar la producción local, informó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). China, el primer consumidor mundial de esa carne, celebra precisamente el año del cerdo. Hasta ahora producía 55 millones de toneladas de carne porcina al año, un 45% del total mundial.

Hasta ahora, Brasil fue el principal beneficiado con la aparición de la enfermedad en Asia. Una de las consecuencias directas es el fuerte aumento de las exportaciones brasileñas de cerdo: en cantidad ( subieron 30,5% hasta US$ 647,54 millones ) y en volumen (27,3% más hasta llegar a 647,54 millones de toneladas) en el primer semestre de 2019 respecto al mismo periodo del año pasado, según el Ministerio de Economía de Brasil.

La compañía brasileña JBS, uno de los mayores grupos agroalimentarios del mundo, dice “seguir de cerca” la situación en Asia. Su acción ha crecido en cerca del 90% desde enero en la bolsa de Sao Paulo.