Ganadería

Carne brasileña cotiza más baja

Frigoríficos ofrecen cortes más baratos para abasto uruguayo.

Carne brasileña en góndolas de supermercado. Foto, El Político.

Pablo Antúnez

La carne bovina importada de Brasil para el mercado interno debería bajar a partir de mediados de mes, si Uruguay   logra beneficiarse de la mayor oferta a menores precios.

Hoy más del 90% de los cortes desosados y envasados al vacío que se ofrecen en las grandes superficies y en las carnicerías, son importados de Rio Grande do Sur y, en algunos casos, de Brasil central. Esa importación, ayuda a evitar un faltante de carne vacuna en el mercado interno y atenúa las subas de precios del producto en los meses donde la oferta de ganado preparado baja.

Desde el viernes pasado, según confirmaron algunos importadores a El País, los frigoríficos brasileños están ofreciendo mayor volumen de cortes a los importadores uruguayos e incluso, hay una fuerte caída de los precios por tonelada.

Las ofertas, a partir del jueves 10 del corriente, muestran una caída de entre US$ 200 y US$ 250 por tonelada (para cortes de mayor valor). A su vez, en los denominados cortes de la rueda (aguja, lomillo, marucha, pecho, brazuelo y matambre), los precios que pasan hoy los frigoríficos brasileños están abajo en US$ 150 por tonelada frente a los que pasaban hace semanas atrás. En Brasil el precio del dólar se mantiene estable a 4,15 reales y eso ayuda a bajar los precios. Mientras tanto, en Uruguay también hay estabilidad en la moneda estadounidense.

¿A qué se debe la baja de los precios de la carne importada de Brasil? A una mayor oferta de carne dentro de Brasil y a que algunos frigoríficos de ese país están trayendo carne desde otros estados (Brasil central) y deshuesan en Rio Grande, donde ciertos cortes se vuelcan a  China y otros a la exportación hacia Uruguay.

Como sucede en Uruguay y Argentina, la prioridad de los frigoríficos es abastecer la demanda de China, donde parte de la oferta de carne de cerdo pasó a ser sustituida por carne vacuna importada y producida en los corrales de ese país. Si bien los precios estaban firmes y al alza, los importadores chinos están intentando bajar los valores de la carne que importan para las compras que deben llegar en las últimas semanas del año previo al Año Nuevo lunar (el 25 de enero de 2020).