Ganadería

Buscan bajar costos de las próximas faenas sanitarias

Uriarte ve posible que se reduzcan US$ 100 por cada animal.

Ganado lechero.

Pablo Antúnez

El Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, destacó que se avanzó bastante en resolver algunas de las limitantes que impedían las faenas de ganados positivos a tuberculosis y brucelosis, cuyos productores afectados son indemnizados con dineros del Fondo de Enfermedades Prevalentes (Ley N°19.300).

Las indemnizaciones se hacen dinero aportado por los productores, con un máximo de aporte en pesos uruguayos equivalente a US$ 2 en la faena de cada bovino en frigorífico, aporte equivalente a US$ 1,50 por cada 1.000 litros de leche remitidos a industria y el equivalente a US$ 2 por cada bovino en pie exportado.

“Hubo un trabajo fuerte de los técnicos de campo y se identificaron 3.000 positivos que hoy están en el campo y que deben ser faenados (faena sanitaria)”, dijo Uriarte, acompañado de su equipo, en el marco de una conferencia donde se hizo una evaluación primaria de los primeros 100 días al frente de la secretaría de Estado que dirige.

Las autoridades del MGAP convocaron a todos los actores de las cadenas cárnicas y lecheras para encontrar una solución. “Se buscó la forma para que se saliera de las faenas de los positivos, porque hay que pagarla y ver cómo se podía hacer”, agregó Uriarte. Dijo que su aspiración, de aquí en más, “es cumplir con la ley y faenar los animales positivos a brucelosis y tuberculosis, dentro de los 30 días de haberlos identificado”. Para eso se hacen rastreos sanguíneos permanentes, tanto a nivel de tambo, cuando se deben mover animales, como también dentro de los frigoríficos con el ganado remitido.

Las faenas se hacen condiciones especiales y hay que pagarle a la industria frigorífica esa tarea (se pagó con dinero del Fondo de Enfermedades Prevalentes).

“El recupero que queda luego de la faena es escaso, por eso tratamos de reducir los costos”, adelantó el Ministro.

En ese sentido, contó que está a punto de lograrse reducir los costos del aporte al Instituto Nacional de Carnes (INAC) y a la Dirección General Impositiva (DGI) en caso de esas faenas sanitarias. “Es probable que se logre y eso reducirá el costo en US$ 100 por cada animal faenado”, explicó Uriarte.

Avances. Por otra parte, Uriarte, el subsecretario Ignacio Buffa y la directora general, Fernanda Maldonado, brindarán un detalle de los primeros 100 días dentro de la secretaría de Estado el lunes 30 a través de una conferencia en la Cámara Mercantil de Productos del País.

“No fueron lo que soñábamos”, aclaró Uriarte. “Muchas de las ideas y propuestas que teníamos en mente debieron ser postergadas, primero por la emergencia agropecuaria que se declaró a los 6 días haber asumido. Luego vino el primer caso del Covid-19, junto con Decreto de abatimiento de costos que insumió gran parte del esfuerzo del equipo del MGAP”, detalló. Fue así que “la función de este equipo fue mantener la actividad en el sector y fortalecer aquellos puntos que considerábamos débiles ante la pandemia”, remarcó Uriarte.

Pasos. El subsecretario Buffa remarcó que el MGAP es uno solo y explicó que “se dan los primeros pasos para el desarrollo de los seguros agrícolas”.

Marcó que dentro de la Ley de Urgente Consideración (LUC), “se genera el Instituto de Bienestar Animal y dentro de ese paraguas, es donde queremos avanzar fuertemente en resolver esta problemática que atenta contra el desarrollo de los bienes productivos”.

Por su parte, Maldonado defendió la creación del citado Instituto. Dijo que fue “un primer paso para el fomento de las buenas prácticas” y estimó que luego, posibilitará “dar pasos hacia la certificación de productos y procesos. Hay varios institutos que trabajan en la protocolización y unificación de criterios de los protocolos”, adelantó la directora general.