Publicidad

Alimentar al ganado, pero sin afectar al medio ambiente

Foto Anavrin.jpg

Sinergia entre Anavrín y Climit para medir las emisiones y generar créditos de carbono. Lo explican, el socio fundador de Vetos Europa, Carloalberto Ghizzoni y el fundador de la empresa Climit, Agustín Inthamoussu.

Carloalberto Ghizzoni: “Con Anavrin los créditos de carbono son un ingreso extra”

El socio fundador de Vetos Europe, empresa desarrolladora de Anavrin, destacó que como ventaja agregada, los créditos de carbono se conviertan en un mecanismo para generar un ingreso extra a los predios que producen de forma sustentable. Además, informó que la comercialización de los mismos “la realiza Climit, que tiene gran experiencia internacional”.

Carloalberto.jpg

-¿Cómo ha sido el avance de Anavrin?

-Muy bueno. En el rubro de ganadería, tanto de carne como de leche, ya está en curso el primer proyecto de generación de créditos de carbono utilizando este aditivo 100% natural llamado Anavrin que ya es comercializado desde hace varios años aquí en Uruguay. El proyecto es sumamente innovador ya que no ha sido desarrollado en casi ningún país del mundo.

-Recuérdeme el proyecto...

-Tiene características innovadoras y a su vez la validación obtenida por Carbon Trust (consultora global para el cambio climático) para el producto. Un estudio realizado en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de la República (Udelar), realizó una comparación entre dos grupos de animales consumiendo Anavrin o Monensina y los resultados encontrados demuestran que ambos productos se comportan de manera similar.

-¿Cuál es la diferencia?

-La Monensina es un aditivo utilizado en raciones de animales para mejorar la eficiencia de conversión del alimento, pero que se encuentra prohibido en muchos países del mundo, sobre todo en Europa y otros países, los cuales son destino de nuestras carnes. Por lo tanto, al sustituir con Anavrin, se consigue el mismo efecto de aumento de la producción de carne y/o leche por unidad de alimento consumido, y por lo tanto, reduce significativamente los costos de alimentación, al mismo tiempo que se accede sin problemas a mercados exigentes y se consigue la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y por lo tanto la emisión de créditos de carbono.

-¿Qué ventajas tiene Anavrin?

-La principal es que se corresponde con la política de promoción de nuestro país en el exterior, como un país de producción de carne Natural.

-Cuénteme sobre el proyecto.

-Se basa en suplementar a estos animales con el aditivo que hace disminuir la producción de metano de los animales. Esto se logra sin afectar la performance productiva, mejorando la eficiencia en la fermentación ruminal. Como todo proyecto de créditos de carbono, es necesario medir las emisiones de un animal con suplementación de Anavrin, versus las emisiones de un animal no está siendo alimentado con el producto.

-¿Se miden todo tipo de animales?

-Por el momento se considerarán animales que estén en régimen de engorde a corral o tambos, ya que el suplemento debe ser suministrado en pequeñas dosis, pero de forma diaria. La propuesta de este modelo de proyecto es que los créditos de carbono sean un mecanismo para generar un ingreso extra a los predios que producen de forma sustentable.

-¿Cuándo se generan créditos de carbono?

-Se generan una vez que el animal sea suministrado con el aditivo por un plazo razonable, al menos un año, luego de una auditoría de un organismo internacional acreditador.

-¿Y cómo se comercializan?

-La comercialización de los créditos es algo que la empresa Climit puede realizar, ya que tiene experiencia haciéndolo en otros proyectos ya desarrollados. Los compradores serán empresas que participan voluntariamente en el mercado de carbono, y que normalmente tienen compromisos ante sus clientes o inversores de reducir o compensar la huella de carbono.

Agustín Inthamoussu: “Comprometidos en reducir las emisiones totales”

El fundador de la empresa, aseguró que Climit es una consultora uruguaya que tiene como objetivo asesorar a empresas privadas, organismos públicos, ONGs y otras entidades de Uruguay y el mundo en su estrategia de desarrollo sostenible, con énfasis en la descarbonización.

Agustín Inthamoussu.jpeg

-¿Cuál es el objetivo de la empresa?

-En Climit estamos comprometidos a reducir las emisiones totales de Uruguay, alineados con los objetivos país, implementando proyectos locales de alcance internacional.

-¿Qué experiencia tienen?

-Trabajamos hace más de 15 años en cambio climático, lo que nos ha llevado a ser parte del panel de expertos de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (UNFCCC) como revisor de inventarios de gases de efecto invernadero. Además asesoramos a fondos de carbono del Banco Mundial, relacionados a reducir la deforestación. Y también integramos el Observatorio de Energía y Desarrollo Sostenible de la Universidad Católica del Uruguay.

-¿Cómo es la operativa?

-La empresa desarrolla estrategias de crecimiento, adaptadas a cada compañía, con un objetivo de menores emisiones de carbono, con resultados económicos favorables y un impacto social positivo. Uno de los servicios que provee es la medición de la huella de carbono.

-¿Qué representa esto?

-Esto implica medir, estimar y cuantificar las emisiones y remociones de gases de efecto invernadero. Lo hacemos en productos o empresas, por ejemplo, en establecimientos agropecuarios. El objetivo principal es medir la huella de carbono para monitorearla en el tiempo y proponer prácticas de manejo que permitan reducirla.

-¿Y se logran los objetivos?

-Mejorando los indicadores productivos se consigue también bajar la huella de carbono, al mismo tiempo que se incrementa el retorno económico del establecimiento con su consecuente impacto social, sin descuidar de otros indicadores ambientales.

-¿Con quiénes han trabajado en el sector?

-En los últimos años, Climit ha trabajado con empresas del sector cárnico en la certificación de carne carbono neutral. Con la certificación es factible obtener un producto diferenciado, permitiendo colocarlo en mercados donde se le da valor a este atributo ambiental. Y hay más.

-¿A qué se refiere?

-También implementamos proyectos para la generación de créditos de carbono por la mitigación del cambio climático, es decir, por la captura de carbono (árboles, suelo), o por reducción de emisiones, lo que genera un ingreso económico adicional a sus clientes. Tenemos un proyecto -abierto a todo el que quiera incorporarse- de plantaciones forestales con forma de silvopastoreo y otro para cortinas de abrigo y sombra.

-¿Cómo se hace en la práctica?

-El que quiera desarrollar alguna de estas actividades, podemos ayudarlos a generar un ingreso adicional también por los créditos de carbono. Por otro lado, Climit también está desarrollando un proyecto para solucionar problemas de residuos agroindustriales y así obtener biochar (biocarbón), que se usa como enmienda de suelos.

Pablo D. Mestre es editor de Rurales. Ingresó a EL PAÍS en el año 1981. Primero desempeñó tareas en el Departamento de Corrección y luego, desde el año 1992, pasó a integrar la Sección Rurales donde fue periodista, productor comercial y hoy se desempeña como Editor. Además, fue fundador y Director de La Vanguardia Melense, trisemanario que se publicó en el departamento de Cerro Largo durante una década. Es también socio director de Mesol Comunicaciones, empresa que lleva adelante, en sociedad con el diario, el Portal Rurales El País y diversas actividades en el sector agropecuario. Es también codirector del programa #HablemosdeAgro que se emite los domingos en Canal 10.
Nueva Zelanda busca posicionarse como líder por su forma de producir alimentos contemplando la reducción de gases de efecto invernadero, el bienestar animal y las nuevas preocupaciones de los consumidores

Publicidad

Publicidad