Publicidad

Precio de la celulosa mejoró, pero preocupa la demanda

El valor de la celulosa continúa un proceso de mejora iniciado a principios de 2021 tocando en setiembre picos de US$ 750 FOB Montevideo y estableciendo un promedio de US$ 658, pero preocupa el enlentecimiento de la demanda en China, Europa y Estados Unidos

Forestación
En celulosa hubo un leve repunte en China y los precios en UE son estables.
Manuela García Pintos

El retroceso en el precio de la celulosa había comenzado en 2019 a nivel internacional, lo cual se vio agravado en 2020 con las primeras consecuencias de la pandemia donde se utilizó menos papel y muchas oficinas, escuelas y demás instalaciones se vieron obligados a cerrar sus puertas al público. En dicho momento, el valor promedio para la misma se ubicó en US$ 404 por tonelada, lo cual fue particularmente bajo.

De todos modos, desde los primeros meses de 2021 se comenzó un proceso de recuperación en el precio que marcó un promedio de US$ 565 y ya a setiembre de 2022 unos US$ 658, habiendo tocado picos fundamentalmente en ese mes de US$ 750 FOB Montevideo. Por tanto, el mercado de la celulosa se ha mostrado firme tanto en fibra corta como en fibra larga.

Particularmente en China, el precio estuvo plano en US$ 860 la fibra corta y US$ 925 la fibra larga. En las últimas semanas ha habido alguna sensación de baja pero no muy fuerte, si bien la incertidumbre está depositada en cómo va a variar el precio de la celulosa, considerando que la mayoría de los demás commodities bajaron de precio con economías que se restringen con procesos inflacionarios. La política de muchos países de subir sus tasas afectó la demanda, y en productos como la madera y los tableros ha sucedido lo mismo. Por esta razón, más que problemas de precio lo que sucede hoy es que hay problemas de demanda y colocación, y si bien la celulosa se ha comportado estable en el mundo en el último tiempo hay que observar con especial atención los próximos 6 meses.

A esto hay que sumar que en el Conosur hay nuevos proyectos de fabricación de la misma, como uno que se está desarrollando en Chile e indudablemente la apertura de UPM 2 planificada para abril de 2023.

La demanda de China al día de hoy es casi inexistente para distintos rubros madereros. Los rolos de pino, eucaliptus, tablas y paneles han sentido esta merma. Incluso, y según confirmó a Rurales El País Nelson Ledesma, presidente de la Sociedad de Productores Forestales, muchas empresas tuvieron que detener sus exportaciones algún mes. Si no hay reactivación de la economía china, la posibilidad de mejora de la demanda es casi inexistente. A modo de ejemplo, los embarques de pino han sido muy pocos y una buena parte han tenido India como destino.

A esta ecuación debemos sumar el encarecimiento de fletes, los cuales en barcos graneleros no han registrado bajas considerables y siguen en niveles altos. Hay alguna señal de baja que no es importante para corregir la merma en los precios de mercados de destino. En contenedores, empieza a haber una readecuación de los fletes debido a la realidad económica del mundo, y las compañías navieras buscan cargas de cualquier tipo para compensar. De todos modos, la corrección a un mercado en baja está lenta y recién son los primeros indicios de adecuar las tarifas a la baja en la demanda.

Esta situación de los mercados es a nivel general, y hay ausencia de un destino líder que sostenga el negocio. Sube la inflación, suben las tasas de interés y la demanda baja. Sucede con China, así como ha sucedido con Europa y Estados Unidos. Hay muchos productos madereros que van a Asia para construir productos de mayor valor como muebles y otros, y luego tienen como destino final precisamente Norteamérica o la Unión Europea. Ante la falta de interés por ellos, China también ha bajado su demanda, exceptuando en ocasiones la celulosa y los chips.

A su vez, la SPF está tratando de atraer inversión para la industria y ya hay dos proyectos anunciados: uno para generar láminas que se usan en paneles y otro de paneles en Treinta y Tres, además de “otros proyectos en la vuelta”, según aseguró Ledesma. Se busca incentivar la inversión en la industria de la transformación mecánica resaltando a nivel país y de autoridades porque “hay una oportunidad enorme de desarrollar el sector forestal en productos sostenibles ambientalmente”, sobre todo dentro de la construcción, cuidando el carbono de los bosques retenido en muebles o casas.

De este modo, se busca promover e informar a quienes no están en el rubro de las oportunidades existentes en esa línea que no está tan desarrollada como la de la celulosa.

El director Forestal Carlos Faroppa hizo referencia a que “estamos en una zona de altísimo riesgo”
Hubo un 30% más de focos registrados que en el mismo período del año pasado
Este año se invirtieron 3.5 millones de dólares en esta herramienta
Se celebraron 50 años de la Estación Experimental del Norte
La Sociedad de Productores Forestales realizó interesante edición de los "Desayunos Forestales" con importantes presencias
Se mantienen en niveles relativamente altos las referencias de la celulosa
El centro articulará a los diferentes actores del sector de la madera con el objetivo de mejorar su competitividad, de ampliar sus mercados de exportación, de innovar en soluciones tecnológicas y de aumentar su capacidad de generación de empleo
Si se mide el promedio de exportación del primer semestre de 2022 frente al promedio anual de 2021, este año se ha exportado en el eje de los US$ 610 FOB, al tiempo que el año pasado fue de US$ 565
Dólar, fletes y recortes en economías son luces amarillas en el mundo que generan incertidumbre en un sector con neto perfil exportador
En celulosa se observa una disminución leve, de 5%, en las toneladas exportadas, aunque dada la mejora en el precio, el ingreso de divisas aumentó en el orden del 20%
Se realiza hoy a las 13:45 y se transmite en vivo por el canal de Youtube de los seminarios forestales
En Uruguay hay 850.000 hectáreas de bosque nativo

Publicidad

Publicidad