Expo Prado

Limousin y Charolais siguen aportando mucho a la carne

Recuerdo a criadores, emoción y animales “muy funcionales”

El mejor recuerdo al Dr. Julio Severi: con una cocarda

Con animales modernos, de alto potencial carnicero y mostrando mucha precocidad, cabaña “El Viejo Pancho” de Julio Severi expuso la Gran Campeona y el Reservado Gran Campeón Limousin, al tiempo que cabaña “El Mangrullo” de José Baptista ganó con su genética el Gran Campeón y la Reservada Gran Campeona. En ambos casos son animales “mochos”.

“Es un respaldo al trabajo de todo un año”, afirmó Rafael Artucio uno de los principales de “El Viejo Pancho” de Severi. “Es una vaquillona de dos años que está preñada de siete meses lo que muestra su precocidad. Tiene una buen área de ojo de bife. Es hermana de la Gran Campeona 2018 y su padre es hijo del Gran Campeón de hace tres años”, agregó.

Por su parte, el titular de Cabaña “El Mangrullo”, José Baptista aseguró que el triunfo fue “una súper alegría. El toro ya había sido Gran Campeón en 2018. Es de tamaño moderado y la ternera que fue Reservada Gran Campeona es hermana por padre del toro”.

El jurado fue Francisco Acerenza y destacó el alto nivel genético en pista.

La Sociedad de Criadores de Limousin realizó dos homenajes a los criadores fallecidos Julio Severi, fundador de “El Viejo Pancho” y Juan Adolfo Godiño, fundador de la cabaña “MarcaDos”. “Fueron dos personas que hicieron mucho por la raza dentro y fuera de Uruguay. Hicieron mucho para que el Limousin continúe vivo”, afirmó Acerenza, que además de ser jurado, preside hoy la Sociedad de Criadores.

Los Grandes Campeones de “Las Margaritas” de Bianchi

Charolais. En una muy buena muestra Charolais, donde el jurado Fernando y Guzmán Alfonso, apuntaron a animales productivos y con calidad de carne, además de elegir reproductores de tamaño moderado, la cabaña “La Margarita” de Horacio Bianchi expuso el Gran Campeón, la Gran Campeona, y su Reservada.

El Reservado Gran Campeón y la Tercera Mejor Hembra fueron expuestos por cabaña “La Legua” de José Jorge de Boismenú y el Tercer Mejor Macho lo expuso cabaña “Santa Bernardita” de Alexis Guinot de Boismenú.

Al final del juzgamiento, los hermanos Alfonso destacaron que “fue una muy buena muestra” y afirmaron que el tipo de toro que encontraron en la pista “es el animal a buscar: livianos con buenos desplazamientos y mucha carne”.

Según su visión, y así la plasmaron en la pista, “hay que buscar toros livianos de adelante que puedan ser usados en vaquillonas”. Pusieron como ejemplo al Gran Campeón, un toro de 1100 kilos que tiene un excelente desplazamiento y mucha carneExpo Prado, Limousin y Charolais.