Expo Prado

Animales jóvenes ganaron en Texel

Los médicos veterinarios Jorge Bonino Morlán y Fernando Rovira no se las vieron fácil en la numerosa pista Texel, que desfiló a 66 ejemplares en una jornada de exhibición de la mejor genética de la raza, y con el destaque para el futuro al sobresalir animales que permitirán mantener el crecimiento carnicero del ovino uruguayo.

 

Fernando Rovira definió la muestra como “excelente”, tanto en Pedigrí como en Puros de Origen, “sobre todo en la fila de animales jóvenes de corderos y borregos, tanto en machos como hembras con animales excelentes que nos hizo complicado el trabajo”.

Definió a los grandes campeones como animales con “excelente peso, muy buena conformación y muy desarrollados para la edad, y con el depósito de carne en donde deben tenerlo”.

Jorge Bonino Morlán destacó en la conformación “los cortes más valiosos, como ser los traseros y los lomos excelentes, además del muy buen tamaño, buenos pesos y correcto desplazamiento”, Insistió en este aspecto, porque son animales que “deberán ir al campo a reproducirse”.

Acotó que “no se encontraron animales de pechos muy amplios, lo que favorece a la facilidad de parto, pensando en que es una raza carnicera, y aquí es clave la producción de corderos, y si es más de uno, mejor”. Aclaró que debe ser de pecho normal para “no atracar al momento del parto”, lo que consideró “fundamental”.

En la fila de machos de pedigrí, se inclinaron por Campeón Cordero de “Rancho Grande” de Mauro e Ignacio Paiva. “Hoy exhibimos un animal con muy buen EPD, que fuera campeón Cordero pesando 102 kilos (cumplió el año en agosto), y con ovejas que están pariendo hijos de él”, subrayó el doctor Norberto Paiva.

Y aclaró que “seguimiento, trabajo y selección”, son las pautas que mantiene desde “Rancho Grande” en el departamento de Treinta y Tres. Señaló que se trata de líneas “que venimos desarrollando en la cabaña del legendario 243, que fuera padre de Grandes Campeones en el Prado de la familia Lucas La Cava, y es el padre del Campeón de la Expo Paraguay del año pasado y de las dos hembras Puros de Origen y pedigrí de Paraguay”.

“Genética que la desarrollamos y nos dio muy buen resultados”, sostiene Paiva. “Tanto su madre que es una oveja bastante mayor como su padre que es un carnero soberbio de 8 años que está en Paraguay vendiendo semen”.

El reservado Gran Campeón fue el reservado Campeón Cordero de cabaña “Illescas” de Lucas La Cava Vela de Florida, en tanto el Tercer Mejor macho, fue el Tercer mejor cordero de “La Bettina” de Agroland SA. de Maldonado

Hembras.

En hembras de pedigrí, la Gran Campeona y Campeona Cordera fue de “Illescas”. Lucas La Cava Campos la definió como “una borrega muy carnicera y muy pesada (100 kilos) siendo diente de leche y preñada y que además camina con una soltura como que pesara mucho menos”.

El ejemplar “es hija del 38, el Gran Campeón pedigrí nuestro del año pasado en el Prado, y que a su vez fue el Gran Campeón de este año en la Exposición de Asunción, sobre una oveja de cabaña “Don José” de Eduardo Lucas”.

La reservada Gran Campeona y reservada campeona cordera, de “Rancho Grande”, y la Tercera Mejor hembra fue la tercera mejor cordera de “Illescas”.

Puros de origen.

En Puros de Origen, el Gran Campeón y Campeón Cordero fue de “Illescas”, el reservado Gran Campeón de “San Ignacio” de Hugo Martínez de Cerro Largo y Tercer Mejor Macho de “El Entrevero” de Ricardo Courdín.

En hembras, Gran Campeona de “San Ignacio”, reservada Gran Campeona de “El Rebenque” de Ruben Braga Bonino en San José y Tercera Mejor hembra de “Don Amilcar” de Diego Riccetto Brena en Artigas.

Jornada redonda.

La jornada no podía ser más redonda para Paiva y su familia. El INIA los convocó para entregarles el premio por la mejor progenie carnicera y mejor padre carnicero de la raza Texel, lo que significa “un orgullo, porque vamos para el noveno año de evaluación carnicera”, dijo Norberto Paiva.

cc

Rurales EL PAIS